Policías pondrán orden en las colas de supermercados | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Una nueva tarea se ha sumado a los cuerpos de seguridad de Altos Mirandinos: poner orden en los supermercados, donde las aglomeraciones de personas cada vez que llegan productos que no se consiguen provocan trifulcas.

Pese a que las cadenas de ventas de alimentos suelen contar con vigilancia privada, cuando se concentran más de 100 personas es difícil controlar la situación, según reconoce el comisario Oswaldo Villegas,  jefe de la región 1 –Altos Mirandinos– de PoliMiranda, quien en más de una ocasión ha tenido que enviar comisiones a Automercados San Diego en Los Nuevos Teques y a la sucursal de la Central Madeirense en el Centro Comercial La Hoyada de la capital mirandina.

“Afortunadamente la gente, una vez que llega la brigada de orden público, se tranquiliza y la situación no pasa a mayores, pues saben que quien se exceda será retenido”, explicó. “Los principales detonantes de la ira de los compradores son aquellas personas que se colean y el miedo de que se acabe la mercancía antes de que puedan ingresar al local”, añadió, explicando que de unos meses para acá la policía -en su recorrido rutinario- monitorea los mercados donde hay cola, “pues son lugares propensos a alteraciones del orden público y nosotros como cuerpo policial debemos prevenir”.

A esta tarea se ha sumado la policía municipal, cuyos funcionarios se ven desde las 5:00 a.m. en la puerta de la bodega de Mercal ubicada en la calle Ricaurte de Los Teques, donde se han registrado en menos de dos meses unas cinco peleas entre compradores, aparte de las amenazas de trancar vías por la lentitud en el ingreso.

“Desde hace unos tres meses hay gente que duerme en las afueras del local, por lo cual se le está prestando más atención. Cuando se han caldeado los ánimos se dialoga con los presentes y una vez que son tranquilizados la comisión se retira para seguir con las labores en su cuadrante”, explicó el comisario Levis Ávila, director de PoliGuaicaipuro, quien agregó que no llevan un balance en el número de intervenciones en los supermercados, “porque no son un delito”.

Otro cuerpo que se ve con mayor presencia en las afueras de los comercios es la Guardia del Pueblo, a quienes muchos comerciantes acuden por miedo a ser saqueados, tal y como comentó el encargado del abasto Éxito, en Los Teques, donde cada vez que llegan camiones con leche, aceite y/o detergentes, se ve a los uniformados de verde en la puerta ayudando a controlar el ingreso de clientes.

Pese a la presencia de uniformados cuando son llamados porque la situación está a punto de salirse de control, en lo que va de año se han registrado al menos 15 situaciones irregulares en las afueras de supermercados en los Altos Mirandinos y perfumerías como Todoferta, donde este miércoles se apostaron más de 300 personas al enterarse de la llegada de pañales.

Otros lugares que sirven de escenario recurrente de estos episodios son Automercados San Diego sobre todo cuando llega leche y aceite, la Central Madeirense cuando llega Harina Pan y la sede de Makro ubicada en el kilómetro 22 de la carretera Panamericana, donde la gente pernocta cuando se entera que llegarán gandolas cargadas con papel higiénico o detergente, lo que ha llevado a reforzar la presencia policial en la zona.

Fuente: El Universal

Síguenos por @800noticias