Informalidad concentró 65% del empleo creado en un año | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Los problemas económicos que enfrenta el país ya comienzan a causar su efecto en materia laboral. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE), en el último año se generaron 444.313 plazas de trabajo, cifra que a simple vista luce elogiable pero si se va al fondo dice mucho sobre la precariedad del empleo.
Al revisar los datos del INE, el sector informal de la economía asumió a 65% de esa nueva fuerza laboral contra 35% del sector formal. Esto significa que efectivamente 289.661 personas consiguieron trabajo en el último año, pero en condiciones deficitarias con respecto a algunos de los trabajadores que se desempeñan del lado formal y disfrutan de estabilidad laboral, acceso a diversos tipos de bonos, aumentos, seguro de HCM, cajas de ahorro, entre otros beneficios.

En general, el sector informal concentra a 5,3 millones de personas, que equivale a 40,7% del universo de ocupados en abril (13.073.979 personas), segmento que creció 0,9 puntos en 12 meses. En tanto, el sector formal conserva a la mayoría de los trabajadores (59,3%), lo cual tampoco es sinónimo absoluto de bienestar laboral.

Aurelio Concheso, presidente de la Comisión Laboral de Fedecámaras, cuestionó el método que aplica el INE para discriminar a los trabajadores formales e informales.

“Hay un problema en las cifras del INE, desde hace tiempo que decidieron que cualquier persona que mató un tigre y ganó 50 bolívares está empleado, es decir, no refleja la realidad de que el empleo formal, de calidad, no está aumentado en el país, más bien está disminuyendo”, expresó.

Históricamente, el sector privado es considerado el mayor generador de puestos de trabajo de calidad, pero hoy no se encuentra en su mejor momento. De hecho, los datos del INE muestran que el número de empleadores se ha mantenido estático, al solo experimentar un leve crecimiento de 0,1 puntos en un año. El universo de patronos privados registrados a la fecha suman 429.890.

Concheso explica que esto ocurre en un entorno en que las condiciones no están dadas para aumentar la inversión. “Las empresas están paralizadas, están trabajando a media marcha porque no se consigue maquinaria para la expansión de líneas de producción, si fuera el caso. Hay un problema que pasa al fin al cabo por el sistema cambiario que no permite el libre acceso a las divisas para traer los elementos que hace falta para aumentar la producción”, detalló.

El presidente de la Comisión Laboral de Fedecámaras advirtió que mientras no se corrijan los nudos críticos, el empleo formal y de calidad va a seguir estando reprimido.

Un estudio realizado por la firma Ecoanalítica señala que en los últimos 14 años se han creado 4,2 millones de puestos de trabajo, de los cuales 2,8 millones ocurrieron entre 2002 y 2012, como consecuencia de un crecimiento de 88,4% de la nómina pública que pasó de 1,4 millones a 2,6 millones de empleados en una década. Mientras que el número de empleados del sector privado creció apenas 18,7% en igual período.

El informe destaca que si bien la expansión del aparato del Estado contribuyó en gran medida a reducir el desempleo, los resultados no se han visto proporcionalmente reflejados en materia de eficiencia.

Explican que la productividad por trabajador del sector público entre 2002 y 2012 ha implicado una caída de 13,7% en términos reales, mientras que el sector privado ha robustecido su producción por trabajador en 25,7% durante el mismo período.

Para Froilán Barrios, del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), la situación es grave en materia laboral y obliga al Gobierno, patronos y trabajadores a compartir mesas de trabajo para buscar soluciones en materia de calidad del empleo, salarios y productividad. De lo contrario, los resultados seguirán siendo adversos.

Fuente: EL UNIVERSAL

 

Síguenos por @800noticias