Físico venezolano fue premiado en Alemania | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

El físico venezolano Fernando Febres-Cordero Carrillo, se convirtió ayer en el único latinoamericano que recibe el Premio “Sofja Kovalevskaja” de investigación de la Fundación Alexander von Humboldt, en su edición 2014, de un total de 11 jóvenes investigadores de todo el mundo.
El acto de entrega de Premios se realizó este martes 11 de noviembre en el Atrio del Deutsche Bank, en Berlín, con la asistencia de la Ministra Federal de Educación e Investigación de Alemania, Johanna Wanka, y Helmut Schwarz, presidente de la Fundación Alexander von Humboldt.

El Premio “Sofja Kovalevskaja” de investigación es uno de los más prestigiosos de Alemania, financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de este país, orientado a investigadores en la fase temprana de su carrera, entre los 29 y 41 años de edad, quienes reciben un financiamiento para desarrollar de forma independiente con su propio grupo de trabajo, en una universidad o instituto de investigación alemán de su elección, proyectos innovadores por un período de hasta cinco años, en distintas áreas de investigación de las ciencias.

El Dr. Fernando Febres-Cordero Carrillo nació en Maracay, estado Aragua, en 1978. Estudió en la Universidad Simón Bolívar en Caracas, donde se graduó de Físico, Summa Cum Laude. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad Estatal de Florida, EEUU, en 2002 y de Post Doctorado en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), EEUU. En 2009 regresa a la Universidad Simón Bolívar como profesor asistente y en 2011 es nombrado profesor asociado.

A pesar de su juventud, la nutrida trayectoria de este físico venezolano lo ha llevado a ser reconocido por organismos tan importantes como el The World Academy of Sciences (TWAS), y ser actualmente Miembro de la Global Young Academy. Es invitado frecuente a dictar conferencias en EEUU y diversos países de Europa y Latinoamérica.

En abril de 2014 fue galardonado con el  “Premio Arnoldo Gabaldón al Investigador Joven” por la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman) y el Banco Caroní, por su trabajo en física de altas energías y en la promoción del papel del investigador joven en la sociedad venezolana.

En esa oportunidad, Fernando Febres-Cordero dijo: “La física, la ciencia en general, seguirá siendo divertida. Tal como lo fue para Pauli, para Feynman, para Newton. Y en nuestro país no será la excepción. Pero en este momento se nos presenta un gran reto, por no llamarlo un gran problema. Es el de asegurar la continuidad y crecimiento de la ciencia en nuestro país. Progresos importantes durante muchas décadas de la ciencia en Venezuela son bien conocidos. Siempre sorteando problemas difíciles. Más hoy notamos un declive importante en la productividad de los institutos científicos del país. Disminución del número de investigadores activos, baja de las publicaciones arbitradas internacionales y falta de generaciones de relevo, son síntomas de desacomodo. Claro está que la crisis económica es en buena medida responsable de esta situación. Pero pienso que desatinos en la política científica y en la política educativa aceleran el deterioro que estamos sufriendo”.

Fuente: El Universal

 

Síguenos por @800noticias