Estudian bombardear nubes para provocar la lluvia | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Caracas – El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) estudia la posibilidad de aplicar una metodología llamada Siembra de Nubes o Bombardeo de Nubes, aplicada en el país entre 2009 y 2010 para estimular la caída de lluvia y estabilizar los niveles de los embalses afectados por la fuerte sequía, informó este miércoles el presidente de esta institución, José Gregorio Sotollano.

“En Venezuela se establecen dos períodos bien diferenciados, uno seco y uno lluvioso. El período seco que empezó en octubre de 2013 y culminó a principios de abril de este año fue muy seco, de hecho, si se hace una evaluación de las estadísticas podemos concretar que fue el séptimo período más seco en un registro histórico de 60 años que tenemos de data”, explicó en entrevista telefónica a Noticias 24.

Los períodos secos -señaló- tienen precipitaciones marcadas, las cuales no ocurren en períodos más secos de lo normal, lo cual “afecta zonas como el noroeste de los estados Zulia, Falcón, Sucre y Monagas, el centro de Carabobo, Aragua, Miranda y Guárico, y el suroeste de Apure”.

Ante esta situación “el Ministerio para el Ambiente ha hecho una evaluación de todos los embalses del país; El Lagartijo al sur de Miranda; Barrancas en Falcón; Tulé, Tres Ríos y Manuelote en Zulia; Tamanaco en Guárico, y Turimiquire, en Sucre, que surte además a Anzoátegui y parte de Nueva Esparta”.

Acotó que en el caso del estado Zulia “las precipitaciones tienen un ritmo bimodal, el primero ente junio y julio y el segundo entre septiembre y octubre, razón por la cual se está evaluando la posibilidad de que se produzcan lluvias de manera natural sin aplicar ninguna tecnología. Sin embargo, de no ser así, y no se registran lluvias entre agosto y octubre, se debería aplicar la técnica para generar las precipitaciones”.

Sotillo indicó que esta metodología fue aplicada en 2009, lo cual permitió estabilizar los niveles en embalses como el Guri, ubicado en el estado Bolívar, y El Lagartijo.

“Todos los programas indicaba que el Guri iba a tardar un año y medio en llenarse pero se pudo llenar en tres meses (…) También entre 2009 y 2010 tuvimos problemas con El Lagartijo y gracias al programa solo tardó 15 días en volver a recuperar sus niveles de agua”, dijo.

Asimismo explicó que para que una nube pueda ser sembrada y por consiguiente pueda ser aplicada la técnica, la nube debe encontrarse entre los seis y ocho kilómetros de altura. A la nube se le inyecta por procedimientos terrestres u aéreos yoduro de plata, lo cual no tiene consecuencias químicas sobre la población, y la precipitación ocurre en un plazo de 20 minutos.

“Si no se logró precipitar en plazo de 20 minutos no tuvo éxito el bombardeo, lo que quiere decir que no va a existir precipitación ni un día, ni un mes, ni un año después”, subrayó.

Fuente: AVN

 

Síguenos por @800noticias