Ahí viene el lobo… . | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Ahí viene el lobo

 

Una vez más, los venezolanos fuimos testigos de la falta de seriedad y capacidad del gobierno nacional, al posponer sin explicación alguna la entrada en vigor de las urgentes medidas económicas y fiscales que el presidente proclamado por el CNE, Sr. Nicolás Maduro, había anunciado para el día lunes 14 de julio, en el marco de una “revolución total y profunda de la administración pública” dada a conocer el primero de julio.

La economía venezolana se encuentra inmersa en un peligroso proceso de estanflación, producto de la destrucción del aparato productivo nacional y la caída estrepitosa de las reservas internacionales de la nación en los últimos quince años, arrojando como resultado el mayor índice de inflación a nivel mundial y una severa escasez de productos de la cesta básica del venezolano, en virtud de que los mismos no pueden ser importados por falta de divisas.

La gravedad de la situación económica ha alcanzado niveles nunca antes imaginados, hasta el punto de que el mismo régimen se ha visto obligado a reconocer a regañadientes su responsabilidad en la aplicación de políticas a todas luces contrarias al desarrollo económico y social del país, y de manera subrepticia ha adoptado duras medidas fiscales como devaluaciones consecutivas de la moneda y reducción drástica de los rubros básicos a dólar preferencial para intentar cubrir el enorme déficit presupuestario. Sin embargo, los ajustes hechos hasta ahora no son suficientes. Haciendo referencia a las palabras del actual rector de las políticas económicas del gobierno, Rafael Ramírez, antes de aplicar otra reforma cambiaria debe haber ajustes en el campo fiscal y en el terreno monetario a corto plazo.

Numerosas han sido las declaraciones de la desordenada vocería oficialista en relación con el ajuste del precio de los combustibles, de las tarifas de los servicios públicos, el pago de deudas en divisas a los industriales nacionales para mantener la poca producción local que aún persiste, el combate de la corrupción gubernamental y la reducción del aparato estatal, entre otras medidas propuestas. El gobierno se resiste a adoptar una política informativa seria para efectuar los anuncios necesarios al país nacional de una manera clara y responsable. Por el contrario, continúa jugando con la paciencia de todos los venezolanos en un “tira y encoge” de anuncios y retractos en materia de reformas que, lejos de traer algún beneficio para nadie, acentúa y profundiza la terrible crisis económica y social y, como mencionáramos en el artículo anterior, la reacción popular será cada vez más fuerte en el tiempo por los efectos de la inacción oficial.

De acuerdo con la última información suministrada por Maduro, el “sacudón económico” que no alcanzó siquiera el grado de “meneíto” el pasado lunes tendrá lugar el próximo 15 de agosto, en pleno disfrute de las vacaciones escolares quizá para evitar actos vandálicos de alborotadores de oficio… como si no hubiera sobradas razones para protestar, ¿no es así?.

Síguenos por @800noticias