Aquiles Martini Pietri: El gobierno abulta cifras de viviendas entregadas de GMVV | 800Noticias
800Noticias
Economía

Aquiles Martini Pietri, Presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela se pronunció en torno a las cifras de la Gran Misión Vivienda Venezuela al indicar que “el gobierno viene aumentando las cifras de las casas entregadas a través de la GMVV, por ejemplo de mayo a junio de este año brincaron a 30 mil unidades de viviendas y en las últimas tres semanas reportaron 25 mil viviendas”.

 “Parece que el gobierno busca la manera de acelerar los números, estas son cifras oficiales. El mismo presidente de la República reconoce que existe una escasez de cabillas y cemento y vemos como la prensa informa que Sidor no está produciendo el 25% de lo que producía en el año 2007-2008 cuando fue intervenida”.

 Relató que también existen problemas de tierras urbanizadas. “Vemos la situación de los damnificados y lo que está pasando a través de la corruptela en la entrega de viviendas y de la noche a la mañana el gobierno comienza a ventilar cifras, de un aumento en tres semanas de 25 mil viviendas entregadas”.

 Martini Pietri aseveró que las cifras presentadas por el gobierno de viviendas entregadas a través de la GMVV no corresponden con la realidad. “El gobierno no va a cumplir con las metas, como tampoco cumplió el año pasado con lo prometido en materia de vivienda”. 

“El año pasado se suponía que iban a entregar 380 mil viviendas y entregaron 201 mil viviendas, según dijeron y en el último mes de diciembre entregaron 71 mil. Este año está pasando lo mismo, se deberían entregar 400 mil viviendas y no van a llegar ni a las 200 mil”, acotó. 

“Se supone que este año se han entregado cien mil viviendas, hace tres semanas era 81 mil, y el otro mes era 61 mil, pero aumentando a 30 mil cada semana, no se llega ni a las 200 mil viviendas entregadas por la Gran misión Vivienda Venezuela”. 

Aclaró que existen cien mil viviendas entregadas que serían construidas o reparadas por las propias comunidades organizadas. “Se sigue engañando a los venezolanos, no se están haciendo en la cantidad que dicen. Según el gobierno se han entregado a través de la GMVV un poco más de 600 mil”. 

“Una cosa son las viviendas entregadas según cifras del gobierno, pero también hacemos la observación que las mismas cifras oficiales dicen que dos tercios de estas viviendas no son casas nuevas, sino remozadas o refaccionadas, como la sustitución de ranchos por casas, o el programa Barrio Tricolor”.

 Indicó que de las cifras oficiales se puede tomar solo unas 70 mil viviendas como nuevas en 2013, y el resto corresponde a viviendas reparadas mientras que la participación del sector privado en la construcción de viviendas “tiene 18 trimestres en caída según las cifras del Banco Central, el sector privado no podrá construir ni 15 mil viviendas este año”.

Explicó que en el sector construcción existen una cantidad de distorsiones, “como la valoración de las viviendas y la escasez de materias primas”. 

“En el año 2009 el sector privado entregó 82 mil viviendas y este año no vamos a llegar ni a 20 mil, para no decir menos de 15 mil viviendas. Esas cifras son del BCV, 18 trimestres son cuatro años y medio en caída del sector privado de la construcción”, reiteró. 

Aseveró que existe exclusión y discriminación hacia el sector privado de la construcción. “Vemos como hay leyes y decretos que indican que se debe surtir primero a la Misión Vivienda de materiales de construcción al tiempo que el mismo Presidente Maduro reconoce que no hay materias primas suficientes”. 

“La GMVV en el año 2011 censó como déficit de viviendas a dos millones 735 mil viviendas, pero la realidad es que el país para su crecimiento vegetativo necesitan que sean construidas más de 120 mil viviendas anuales, si asumimos que se han entregado alrededor de 70 mil viviendas nuevas, quiere decir que el déficit habitacional ha aumentado entre 30 mil y 50 mil viviendas al año”. 

Indicó que este déficit se manifiesta en las manifestaciones diarias de este sector. “Lo vemos cuando pasamos por Fuerte Tiuna, cuando vemos que está parada la construcción de la GMVV, y cuando todavía hay damnificados en La Candelaria y en la Torre de David”. 

Para recuperar el sector construcción y minimizar el déficit de viviendas, Aquiles Martini indicó que “el ministro de vivienda declaró que iba a hacer 600 mil viviendas el año que viene, pero no se han podido hacer ni las 400 mil de este año. Esto es una falta de respeto dar números como gran oferta electoral, pero que no tienen sustento. No es posible construir ni 200 mil viviendas nuevas al año porque no existe la capacidad instalada, nunca en Venezuela se han hecho más de 100 mil viviendas nuevas al año”. 

“Si se pudieran hacer 200 mil o 300 mil viviendas al año, esto sería un esfuerzo económico, de logística, de tierras, de darle confianza al sector privado, si se llegaran a construir esas 300 mil viviendas por año, cien mil deberían ir al crecimiento vegetativo y las otras 200 mil tendrían que ser para reducir el déficit. Si esto fuese un plan constante, estaríamos hablando de entre 10 y 15 años para reducir el déficit de viviendas en Venezuela”. 

Reiteró que “es mentira que vayamos a exportar viviendas dentro de dos años y que el déficit de viviendas se resuelva pronto si no se incluye al sector privado. También es necesario generar la materia prima y organizar las tierras urbanizadas y más importante, si no se generan las garantías constitucionales de propiedad privada, derecho a la libre comercialización, que la gente pueda desarrollar en confianza e invertir en el país en lo que significa vivienda y que no vayan a salir con una ley de arrendamiento por ejemplo que cercenó la posibilidad de los venezolanos de tener viviendas por lo menos a través del alquiler”. 

En torno a las propuestas realizadas por el sector privado de la vivienda al gobierno, destacó que se han pronunciado en muchas oportunidades. “Hemos tenido reuniones con el gobierno nacional, la única Ley que salió del consenso de las partes fue la Ley de Arrendamientos Comerciales, hicimos una norma equilibrada con límites, que salió de la discusión”. 

Enfatizó en que la valoración de los locales comerciales es un tema pendiente en la referida Ley. “El plazo que teníamos se va a vencer, pero el gobierno no define la metodología, si esta no se define habrá que dar una prórroga de seis meses más para cumplir los contratos”. 

Aseguró que, “hay que sincerar también la valorización a las viviendas, actualizarlo a medida que pasan los años. Debe haber confianza en el sector privado, la ley de arrendamientos de viviendas hay que modificarla, porque hoy tres años después cercenó el mercado de alquileres que correspondía a un 30% del total en vivienda, propuestas hemos hecho, la luz al final de túnel es que el gobierno nacional ha reconocido el problema de las materias primas de construcción, de la corruptela. Este es el primer paso para buscarle soluciones a la crisis de vivienda que es cada vez más fuerte, cada vez se aleja la posibilidad de comprar o alquilar una vivienda, los créditos no alcanzan, los bolívares no alcanzan y esa es la consecuencia de una economía en distorsión, un salario mínimo que no alcanza ni para la cesta básica y unos créditos que para acceder hay que ganar más de 15 salarios mínimos en una Venezuela empobrecida, vivimos en un país de escasez y promesas, con dádivas de un gobierno que no nos enseña a pescar sino que nos coloca una red en la cual todos estamos atrapados”.

Prensa Solidaridad

Síguenos por @800noticias