Hay listas de espera de hasta 3 años para ingresar a la educación inicial | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Los Teques.- Con siete meses de gestación acudió María Esperanza Cáceres a la Unidad Educativa Privada (UEP) Jesús de Nazaret en busca de un cupo de su hijo que ni siquiera ha nacido.
Como ella, entre 10 y 15 personas visitan diariamente la institución ubicada en Los Teques, donde todos obtienen la misma respuesta: “no hay cupo desde el mes de enero”.

Así lo reconoce el director del centro de estudios, Manuel Varela, quien afirmó que “en la educación privada no hay cupo porque existe muy poca movilidad de un grado a otro” –en promedio apenas dos personas se van por año – y en su caso manejan una sola sección “para garantizar la calidad de la educación. Aquí es tradición formar a nuestros jóvenes desde educación inicial hasta media; convivimos con ellos 14 años para que lleguen bien preparados para la universidad”.

Agrega que “en contraparte, tenemos un sistema público debilitado que provoca que cada día haya más deserción. Una parte opta por la educación privada, otra por trabajar para mantener a su familia y está el porcentaje que queda inactivo”.

Este panorama se repite en colegios como Nicolás Copérnico y Orinoco, donde desde inicios de año no cuentan con disponibilidad para nuevos ingresos, mientras que en centros de estudio ubicados en los municipios Carrizal y Los Salias, manejan listas de espera de hasta tres años para el ingreso al sistema escolar.

“Mi hija acaba de nacer y por curiosidad me acerqué a Los Hipocampitos en Carrizal para averiguar cómo es el proceso y resulta que se manejan por listas, que no garantizan el cupo, sino que uno acuda a entrevistas para ver si uno como representante cumple con el perfil de la institución. Después también sostienen un encuentro con el niño. Esto se ha vuelto una tarea titánica, pues de antemano me dijeron que se repite en las instituciones aledañas”, relató David Flores, vecino de Carrizal.

En contraparte, en escuelas públicas como la Simón Bolívar, Los Teques, la matrícula está muy baja en el turno de la tarde, según explicó una docente que no quiso identificarse, quien señala que “se habla del tema de la inseguridad; aquí hace unos años un alumno mató a un compañero por manipular el arma de fuego que le quitó a su papá, por no hablar de los constantes atracos que tienen lugar en la zona”, acotó.

Al tema de los hechos delictivos, se le suma la decadencia de la calidad en la formación, según reconocen padres entrevistados como Esmeralda Márquez, quien asegura preferir hacer el esfuerzo por ubicar a su hijo en un liceo privado.

“En los liceos públicos constantemente pierden clases por diversas causas, que van desde problemas básicos como que no tienen agua hasta protestas protagonizadas por los alumnos, por lo que prefiero visitar varias opciones privadas y pagar una mensualidad para garantizar que mi hijo salga bien formado. Este año sale de sexto grado y desde el año pasado estoy evaluando opciones. Ya en junio me dan respuesta porque es cuando se sincera la matrícula y tras inscribir a los regulares evalúan si alguien se va para ofrecer su cupo”, explica Márquez.

Déficit

Para Varela, también presidente de la Asociación de Colegios Privados de los Altos Mirandinos, el déficit de espacios educativos se ubica en no menos de un centenar de infraestructuras, bien sea públicas o privadas.

“En al menos dos décadas no se ha construido una buena institución educativa en la zona y los privados no hacen planes de expansión debido a la situación económica y los ajustes irrisorios ordenados por el Ministerio de Educación”.

Esta versión es avalada por Carlos Brea, coordinador de la región educativa Altos Mirandinos, quien detalló que hay un “embudo para el ingreso a ciertos niveles de educación”. Explica que en cuatro años se han construido casi 50 escuelas en la entidad, pero la mayoría de los planteles dedicados a la educación básicas son de la gobernación, mientras que los liceos para educación media dependen del Ministerio de Educación.

Eso significa que “por 60 escuelas de nosotros solo hay 8 centros de media juvenil y una población de 30 mil alumnos en la zona que vive un calvario que sólo será solucionado cuando se trabaje en consonancia desde todas las instancias”.

Fuente: EL UNIVERSAL

Síguenos por @800noticias