Donación de riñón ¿bueno o malo? | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La diálisis es un proceso que permite extraer las toxinas y el exceso de sangre cuando la función renal presenta falla o cuando ha dejado de hacer su trabajo. Las personas que presentan este fallo renal podrían mejorar su calidad de vida con un trasplante de riñón dejando así de ser dependiente de una máquina. EL presidente de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Ibrahim Velutini, quien recibió hace 15 años un trasplante de riñón, señala que sufrir esta enfermedad es una situación que te impacta y te afecta muchísimo ya que sabes que de no conseguir un riñón, te acercas a la muerte.”
En el trasplante renal se sustituye el riñón por uno sano, el cual comenzará a producir orina en cuanto la sangre comience a fluir a través del mismo, pero en algunos casos se necesita semanas para empezar a funcionar. No obstante el problema es conseguir el órgano, en Venezuela existe la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV) desde 1998, abocada a la procura y consecución de trasplantes de órganos y tejidos. Con el esfuerzo de un grupo de médicos venezolanos junto  con el Ministerio del Poder Popular para la Salud se logró crear el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (SPOT). Para 1999 en Venezuela había 22 donantes o 1,2 por cada millón de habitantes. En el año 2012, gracias a la gestión de la ONTV, esta cifra pasó a 4,5 donantes por millón, y se superó de esa forma la meta estipulada.

Velutini recomienda que la persona que presenta deficiencia renal debe dedicarse a la búsqueda de un riñón ya que, depender de la diálisis es no tener calidad de vida, es depender de una máquina, es saber que tus horarios y estilo de vida van a cambiar porque debes hacerte la diálisis tres veces por semana y que sino la recibes comienzas a sentirte mal inmediatamente. “Las primeras puertas que debes tocar son las de tus familiares y amigos para ver si alguno está dispuesto a donarte el riñón que tanto necesitas”, acotó. También pueden venir de parte de algún donante que fallece, pero esta espera suelen ser más larga.

Velutini resalta en un artículo escrito para la  ONTV que “en nuestro país el tratar de convencer a las personas a que donen órganos no ha sido tarea fácil,  entre el miedo y la ignorancia al respecto se han creado leyendas urbanas y temores religiosos. Las personas tienden a creer que pueden amanecer de la noche a la mañana en la habitación de un hotel sin su riñón. No existe evidencia alguna de que esto haya ocurrido en Venezuela; además, para realizar un trasplante es necesario cumplir con ciertos parámetros médicos. En la religión católica existen numerosas pastorales que consideran que donar los órganos a otras personas es un acto de caridad, es una oportunidad de dar vida”.

Asimismo menciona que la necesidad de donantes de órganos en Venezuela es abrumadora, solamente en diálisis hoy en día hay más de 15.000 personas de las cuales un número muy bajo logra obtener un trasplante de riñón. Lo mismo sucede con pacientes con necesidad de obtener otros órganos y tejidos.

Por otra parte, Velutini añade que la donación es el acto de amor más profundo que un ser humano puede tener para con otro. “En mi caso personal tuve la fortuna de recibir mi riñón de mi tío Douglas, y esto es lo que llamamos donación de vivo a vivo. Tuvimos muchos contratiempos, entre los cuales podemos mencionar que en esa época no existía ninguna organización como la ONTV, por lo que me quedó a mí la gestión de buscar un donante. Mi búsqueda comenzó por mis amigos y familiares más cercanos y luego se extendió a los amigos de mis amigos, de los cuales puedo mencionar con especial aprecio a Herminio Cordido. El siguiente problema resultó ser el económico ya que la soberbia de un médico decidió que mi enfermedad era hereditaria y, como consecuencia, el seguro médico decidió no costear el procedimiento. Hoy en día se puede acceder de forma gratuita a este procedimiento en Venezuela. Gracias a ese gesto de nobleza logré prosperar y criar a una familia de cuatro hijos”, enfatizó.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”45634″,”attributes”:{“alt”:””,”class”:”media-image”,”height”:”282″,”typeof”:”foaf:Image”,”width”:”425″}}]]

Lisbeth Brazón

brazonlisbeth@gmail.com

@lisbethbrazon

@800noticias

Síguenos por @800noticias