Un gran incendio paraliza el aeropuerto de Nairobi | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

NAIROBI (AFP) – Un gran incendio que no dejó víctimas y cuyas causas todavía se desconocen devastó este miércoles el aeropuerto internacional de Nairobi, el centro de tráfico aéreo más importante del este de África, y obligó a las líneas aéreas a anular o desviar todos sus vuelos.

Tras varias horas de suspensión de vuelos, las primeras llegadas internacionales, provenientes de Londres y Bangkok, aterrizarán el jueves en la mañana en la terminal aérea reservada a los vuelos nacionales, afirmó la compañía Kenya Airlines.

Los vuelos nacionales y el transporte de carga se reanudaron el miércoles en la noche.

No había más informaciones disponibles acerca de los otros vuelos hacia o procedentes del exterior.

El siniestro, que comenzó al amanecer, estaba controlado hacia a las 10H00 (07H00 GMT), según el centro keniano de gestión de catástrofes.

Durante varias horas se vieron llamas gigantescas y enormes nubes de humo en el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta (JKIA). Según los testigos, se derrumbaron zonas enteras del aeropuerto y los equipos de socorro, que fueron desplegados rápidamente, carecían de recursos suficientes.

“No se señaló ninguna víctima en el incendio” declaró a la AFP Nelly Muluka, portavoz de la Cruz Roja keniana.

El director de Kenya Airways, Titus Naikuni, indicó que un empleado de la aerolínea y un pasajero que inhalaron gases tóxicos fueron hospitalizados.

La presidencia keniana anunció que los vuelos interiores y de transporte de mercancías volverían a reanudarse el miércoles por la tarde.

Por el momento no se ha determinado la causa del incendio, pero el jefe de la policía keniana, David Kimaiyo, anunció una investigación y pidió a los habitantes que mantuvieran la calma.

Los vuelos previstos a Nairobi fueron desviados hacia otros aeropuertos, entre ellos el de la ciudad de Mombasa, en la costa del Océano Índico.

La compañía británica British Airways y la holandesa KLM también tuvieron que anular vuelos.

Decenas de miles de pasajeros podrían verse afectados por el cierre de uno de los principales centros aéreos del continente africano.

El aeropuerto JKIA recibe numerosos vuelos nacionales, pero también comunica con muchas capitales africanas y varios destinos en Europa, Asia y Medio Oriente.

Según una fuente de la aviación civil, el año pasado pasaron por este aeropuerto 6,2 millones de pasajeros. En el mes de agosto se registra una gran afluencia, cuando turistas de todo el mundo vienen al país atraídos por sus reservas de animales salvajes y sus playas de arena blanca.

El presidente Kenyatta acude al aeropuerto

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, cuyo padre, el primer presidente del país, dio nombre a este aeropuerto, acudió el miércoles al lugar para evaluar los daños.

Según un responsable del ministerio del Interior, Mutea Iringo, las zonas de llegada e inmigración quedaron “totalmente destruidas”.

“Se trata de una crisis grave”, declaró por su parte un alto responsable de transportes, Michael Kamau.

“En todo el aeropuerto reina el caos”, afirmó Sylvia Amondi, que esperaba la llegada de un visitante en JKIA. “Los restaurantes y comercios fueron destruidos”, dijo, y añadió que el techo de la sala de llegadas internacionales se había “derrumbado”.

“La brigada de bomberos del aeropuerto intervino rápidamente, pero no había suficiente personal”, señaló. “Efectivos del ejército y policías llegaron con baldes para apagar el fuego manualmente”, explicó.

El ministerio del Interior pidió a los automovilistas que dejaran la vía libre para los vehículos de socorro.

Para acceder al aeropuerto de Nairobi hay que pasar por la vía rápida que conecta la capital de Kenia con el importante puerto de Mombasa, una carretera donde los atascos son muy frecuentes.

Hace dos días, la actividad del aeropuerto ya había quedado gravemente afectada por problemas de suministro de keroseno.

Este incendio coincide además con el aniversario de los atentados contra las embajadas estadounidenses de Nairobi y Dar es Salaam, la capital económica de Tanzania, que tuvieron lugar hace 15 años. Estos ataques, perpetrados por Al Qaida, dejaron 224 muertos.

Sin embargo, por el momento no hay indicios de que el incendio del miércoles en JKIA tenga origen criminal.

Síguenos por @800noticias