Presidenta argentina, madrina de bautizo de la hija de una pareja homosexual | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La presidenta argentina Cristina Fernández, viuda de Kirchner, ha sido católica y contraria al aborto durante sus 61 años de vida. Sin embargo, ahora ha aceptado ser la madrina de Umma Azul, hija de un matrimonio homosexual de mujeres que será bautizada en una iglesia católica.

Las madres de la criatura son Karina Villarroel, sargento de la policía de la provincia de Córdoba (centro) y Soledad Ortiz, peluquera. Se enamoraron y consiguieron casarse en un registro civil gracias a la ley de matrimonio homosexual que promulgaron los Kirchner.

Después llegó el embarazo en la panza de Soledad vía fertilización asistida. Y al nacer la criatura, el 27 de enero último, se desató una polémica mediática en Argentina porque la fuerza de seguridad denegó a la uniformada Karina la licencia de 180 días por maternidad y únicamente le otorgó la de paternidad, 15 días.

Sin decaer de ánimos, las esposas soñaban con que Cristina Kirchner fuese la madrina de bautizo, como símbolo de agradecimiento a ella y a su marido, el fallecido Néstor Kirchner, que les permitieron concretar la boda. “Nosotros le pedimos a Cristina que fuera la madrina a través de Facebook”, contó Villarruel.

El bautizo ya tiene día y hora: mañana domingo, en la Catedral de Córdoba, una capital de provincia con amplios sectores de la población de ideas conservadoras, que en los años 50 y 80 del siglo pasado fue escenario de alzamientos de militares de derechas y ultra católicos.

“Cristina aceptó ser la madrina ¡qué gesto enorme!” anunció la mujer policía a la prensa argentina. Tambien en la oficina de madrinazgos de la Casa Rosada han confirmado la noticia.

“Es un hecho histórico. Nunca antes un presidente había tenido un ahijado o ahijada que no fuera el séptimo hijo varón o mujer, como señala el decreto” detalló la encargada de aquella dependencia oficial, Nancy Espeche.

Desde 1907 un decreto gubernamental dispone que el Presidente argentino será el padrino del séptimo hijo varón. Ello se hizo entonces a pedido especial de un inmigrante ruso a la Casa Rosada porque así ocurría en su país, en prevención de que aquel niño se convirtiera en lobizón.

La Presidenta Fernández amplió años atrás esa posibilidad de madrinazgo a la séptima hija mujer. Y hasta ahora a amadrinado a unas 600 bebés. Pero es la primera vez que lo hará con una hija primeriza de mujeres homosexuales. Todavía no se sabe si se personará o enviará de representante a una mujer militar, edecán de la Presidencia.

Fuente: EL MUNDO http://www.elmundo.es/internacional/2014/04/05/533fd288ca474198688b4570.html

Síguenos por @800noticias