Panamá espera misión de ONU para inspeccionar buque norcoreano | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

CIUDAD DE PANAMÁ  (AFP) – La misión de seis expertos de la ONU que debe analizar el armamento cubano decomisado hace un mes en un vetusto carguero norcoreano es esperada el martes en Panamá, mientras decenas de trabajadores continuaban este viernes sacando el azúcar usado para esconder los contenedores con misiles, radares y aviones.

“Los trabajos de inspección del buque nos han permitido sacar el 75%” de los cientos de miles de sacos de azúcar cubana estibados individualmente para esconder el armamento, dijo a la AFP Javier Caraballo, el fiscal encargado del caso.

Según Caraballo, hasta el momento se ha completado la revisión de tres de las cinco bodegas del Chong Chon Gang, interceptado por sospecha de transporte de drogas el 10 de julio antes que ingresara al Canal.

El buque permanece amarrado en Muelle Manzanillo en Colón, mientras los 35 tripulantes siguen alojados en Fuerte Sherman, una antigua base militar estadounidense, donde según Cruz Roja disponen de video, televisión satelital, climatización, área de deportes, zona fumadores y hasta una pequeña playa.

Al descubrir el armamento en el buque, y en vista de las sanciones de Naciones Unidas contra el régimen de Pyongyang, Panamá pidió a la ONU una misión de inspección.

“El equipo (de expertos) irá la semana que viene a Panamá, del 13 al 15 de agosto para ayudar en la investigación”, declaró en Nueva York Sylvie Lucas, embajadora de Luxemburgo en la ONU y presidente de la comisión sobre sanciones contra Corea del Norte.

Los expertos entregarán un informe para que el Consejo de Seguridad decida si hay una violación del régimen de sanciones al que está sometido Pyongyang.

El panel de seis inspectores de la ONU –dijeron fuentes panameñas a la AFP– está capitaneado por el británico David Martin Uden, desde 2012 coordinador del Grupo de Expertos de Naciones Unidas encargado de las sanciones contra el país asiático.

Además de Martin, ex embajador británico en Corea del Sur, viajarán el experto en armas de destrucción masiva, el surcoreano Jang-Keun Lee y el especialista frances en tecnología de misiles, Erik Marzolf.

La delegación la completan el experto sudafricano en transporte marítimo, Neil Watts, el especialista chino para control de exportaciones, Chang Guo y el estadounidense William Newcomb, que deberá calcular los gastos que ha deparado la detención de la nave.

La llegada de la misión se demoró debido a la lentitud de los trabajos para retirar cientos de miles de sacos de azúcar, que fueron estibados en forma individual, algo totalmente inusual y que solamente se explica –a juicio de expertos– si se quería entorpecer cualquier descarga.

Los trabajos además tuvieron interrupciones para tareas de fumigación debido a la proliferación de insectos atraídos por miles de toneladas de azúcar acumuladas bajo el inclemente sol tropical.

“No resulta tan fácil la inspección”, aseguró Caraballo. La misión deberá verificar si el armamento encontrado en el barco viola la resolución 1718 de 2006..

Cuba reconoció la propiedad del armamento, al que califica de “defensivo y obsoleto”, mientras que las autoridades norcoreanas aseguran que todo se trata “de un contrato legítimo” para reacondicionar las armas cubanas.

“Panamá está haciendo lo que corresponde” porque las resoluciones de la ONU “prohiben el envío de ésta y cualquier otra mercancía a un país que tiene un embargo por razones de seguridad mundial como es Corea del Norte”, dijo el ministro de seguridad José Raúl Mulino.

“Con independencia de cualquier presión, manifestación o reconocimiento que haga este panel de expertos” sobre los hallazgos del buque el Ministerio Público “ya tiene una investigación de carácter penal” en función del derecho que tiene Panamá, advirtió la fiscal jefe, Ana Belfon.

El Canal de Panamá tiene un estatuto de neutralidad y se autoriza el cruce de buques transportando material militar a condición que sea declarado previamente para poner en marcha una serie de protocolos.

Los marinos del Chong Chon Gang, al haber ocultado la carga, podrían ser condenados por contrabando de armas, y ser sancionados con hasta doce años de cárcel.

Entretanto los tripulantes “están bien y estables y están esperando una decisión de la ONU”, dijo a la AFP el presidente de la Cruz Roja panameña, Jaime Fernández.

“Siguen jugando naipes y fumando cigarrillos”, aseguró Fernández, según el cual se están haciendo gestiones para que los arrestados, que han sido visitados por el Comité Internacional de la Cruz Roja, puedan contactar a sus familias.

Síguenos por @800noticias