Nueva tragedia vinculada al fútbol deja 19 muertos en Egipto | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El Cairo, Egipto | AFP | La muerte de 19 personas el domingo en el exterior de un estadio de fútbol en El Cairo ilustra la conjunción recurrente entre la violencia de los aficionados ultras y la brutal represión de la policía, que ha dejado miles de opositores muertos.

Según el gobierno, las víctimas fallecieron aplastadas en una “avalancha” de gente, pero los hinchas y testigos acusan a las fuerzas del orden de haber lanzado gases lacrimógenos y de haber disparado contra la muchedumbre atrapada a la entrada del estadio.

Esta tragedia llega tres años después de la muerte de 74 aficionados al fútbol en Port Said (norte), donde la policía dejó deliberadamente a los seguidores de dos equipos rivales enfrentarse, según los aficionados.

A los agentes se les acusó entonces de querer “vengarse” de esta manera de los grupos de hinchas que participaron en la revuelta popular, que derrocó al presidente Hosni Mubarak en 2011. 

En el marco de la denominada Primavera Árabe, la juventud egipcia lanzó en ese momento una “revolución”, que se dirigió en un primer momento contra una policía desacreditada por los numerosos abusos y actos de violencia. 

Para el partido disputado el domingo, el gobierno había autorizado la asistencia de 10.000 espectadores, pero las fuerzas de seguridad se vieron desbordadas por la afluencia masiva de aficionados, que intentaron entrar en el recinto por la fuerza, según las autoridades.

La decisión de disputar los encuentros a puerta cerrada, impuesta a todos los partidos del campeonato tras la tragedia de Port Said, se levantó en diciembre y este partido contra el Enppi era el primero al que los hinchas del Zamalek, uno de los clubes más populares de Egipto, podían asistir desde 2012.

Nuca rota

Testigos y aficionados responsabilizaron a la policía de esta “masacre”, al estimar que provocó la avalancha con los disparos de gases lacrimógenos contra los espectadores atrapados a la entrada del estadio.

Las imágenes difundidas por las televisiones muestran una muchedumbre comprimida en este pasaje estrecho, flanqueado por barreras metálicas, antes del inicio de los disturbios.

“Diecinueve personas murieron, 22 policías resultaron heridos y 18 agitadores fueron detenidos”, declaró el lunes un portavoz del ministerio del Interior, rebajando un balance anterior de 22 muertos.

“Los 19 fallecimientos se deben a la avalancha. Ninguna víctima mortal tenía heridas de bala”, dijo a la AFP Jaled al Jatib, jefe de los servicios de socorro de El Cairo. “Muchas de las víctimas tenían la nuca rota”, agregó.

Ibrahim, un hincha, afirmó a la AFP que la policía había lanzado los gases lacrimógenos en el pasaje, después de que un espectador encendiera una bengala. “El gas los asfixió y provocó la avalancha”, según él.

Masacre planeada

Por su parte, los hinchas Ultras White Knights del club de Zamalek acusaron a las autoridades de perpetrar una “masacre planeada”, al afirmar que la “jaula metálica en la que la mayoría de personas murió se instaló un día antes del partido”.

El drama del domingo llega en un contexto de represión sistemática por parte de la policía egipcia de las manifestaciones de la oposición islamista, pero también laica y liberal.

Desde que el ex jefe del ejército y actual presidente, Abdel Fatah al Sisi, destituyera y detuviera a su predecesor, el islamista Mohamed Mursi, en 2013, las fuerzas de seguridad mataron a más de 1.400 manifestantes islamistas. 

El drama del domingo “hizo volar en pedazos cualquier esperanza de ver al gobierno adoptar una actitud menos brutal frente a sus opositores de la sociedad civil”, estima James Dorsey, investigador y autor del libro “The Turbulent World of Middle East Soccer” (El agitado mundo del fútbol en Oriente Medio).

Los grupos de ultras son famosos en Egipto por su hostilidad contra la policía y estuvieron a menudo en primera línea estos últimos años en las manifestaciones de opositores, reprimidas brutalmente.

Tras la tragedia del domingo, el gobierno anunció la suspensión del campeonato de la primera división de fútbol en Egipto.

Síguenos por @800noticias