Merkel apoya la oposición de Madrid al referéndum independentista en Cataluña | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MADRID,  (AFP) – La canciller alemana Angela Merkel mostró este lunes su apoyo al gobierno español en su firme oposición a las pretensiones de la región de Cataluña de celebrar un referéndum sobre la independencia en noviembre.

El jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, se ha comprometido en repetidas ocasiones a bloquear cualquier intento catalán de convocar esta consulta, argumentando que en una votación de estas características debería participar el conjunto de la sociedad española.

El líder conservador español reiteró su posición este lunes en una rueda de prensa conjunta en Santiago de Compostela (noroeste de España) con Angela Merkel, que realizó una visita de dos días a este país.

“Mi posición no ha cambiado y sería preocupante que cambiara en un tema de estas características. (…) Lo que sea España lo deciden el conjunto de los españoles”, afirmó Rajoy, muy crítico con las aspiraciones independentistas de esta potente región del noreste de España.

“Es un disparate lo que se está planteando en estos momentos. Es enormemente negativo para los ciudadanos que viven en Cataluña y es enormemente negativo para el conjunto de los españoles”, afirmó Rajoy.

Preguntada al respecto, Merkel apuntó que es un asunto de “política interna de España” pero apoyó el punto de vista de Rajoy, de acuerdo con la traducción simultánea al español de sus declaraciones.

La opinión de Rajoy “para mí tiene mucha lógica y me parece algo que se debería apoyar”, señaló la canciller al final de su visita a Santiago de Compostela, la ciudad natal de Rajoy.

El gobierno catalán ha fijado la fecha del 9 de noviembre para celebrar el referéndum en esta región de 7,5 millones de habitantes – un 16% de la población española – y que atesora una quinta parte de su producto interior bruto.

Ante la firme oposición de Madrid, los independentistas catalanes preparan una gran manifestación en Barcelona para el 11 de septiembre con el objetivo de forzar la consulta y convencer a la opinión pública internacional de sus propósitos.

Hasta el momento, tanto la OTAN como la Unión Europea han advertido de que una secesión implicaría la salida de Cataluña de ambas organizaciones.

Orgullosos de su lengua y cultura propias, numerosos catalanes han abrazado la causa independentista en los últimos años, molestos por la crisis económica y la sensación de un reparto desigual de los impuestos respecto a otras regiones.

Desde 2011, el apoyo a la secesión ha pasado del 20 al 45% de la población, según una encuesta publicada en abril por el gobierno regional. Sin embargo, el apoyo decae si la independencia comportara la salida de la Unión Europea.

Síguenos por @800noticias