Dehradun, India, 19 de junio de 2013.- Hasta el momento se registran 120 personas fallecidas y otras miles continúan aisladas por las fuertes lluvias del monzón, registradas desde hace varios días al norte de India. Las autoridades envían helicópteros militares para distribuir comida en las zonas afectadas y que no tienen acceso por vía terrestre.

Las lluvias del monzón llegan dos semanas antes de la fecha prevista, los estados de Uttarakhand y Himachal Pradesh han recibido un volumen de precipitaciones tres veces superior a la media en esta época del año.

“Al menos 110 personas murieron. El gobierno del estado y el ejército intentan auxiliar a miles de turistas que están aislados cerca de las zonas inundadas y de los lugares santos hindúes”, dice Jaspal Arya, ministro de Salud del estado de Uttarakhand.

Las autoridades informan que el templo de Kedarnath se encuentra cubierto de fango y cerca de 10 mil peregrinos están aislados cerca del lugar. Al menos 21 puentes se han hundido en Uttarakhand y han sido instalados 40 campos para acoger a los afectados.

Más de 500 casas y al menos 10 personas han muerto como consecuencia de desprendimientos de terreno, en el estado vecino de Himachal Pradesh.