La prostitución, “un vasto mercado mundial” en pleno auge | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

PARÍS, (AFP) – La prostitución no cesa de desarrollarse en un “vasto mercado globalizado”, acentuado por la circulación cada vez más fácil de las personas y por la banalización de la compra del cuerpo humano, denuncia el jueves un informe de la Fundación Scelles, que lucha contra la explotación sexual.

En su informe anual 2012, titulado “Explotación sexual, una amenaza que se extiende”, la fundación analiza la situación de la prostitución en 66 países, en los que “el número de personas prostituidas no cesa de aumentar y la explotación sexual aparece más que nunca como un vasto mercado mundializado que mezcla las nacionalidades”.

“No hay una prostitución, sino prostituciones”, señaló Frédéric Boisard, jefe de proyecto de la fundación, en conferencia de prensa dada en París.

Evocó las jóvenes “badis” de Nepal, “intocables entre los intocables”, condenadas de generación en generación a sobrevivir prostituyéndose; las mujeres sometidas al turismo sexual en Asia y en Latinoamérica (Caribe, México, Colombia, Brasil); o las ugandesas enviadas a Malasia para ser explotadas con el pretexto de una promesa de trabajo.

Las redes de trata tienen “una gran capacidad de adaptación”, indicó Yves Charpenel, presidente de la fundación. “Los proxenetas tienen acuerdos entre ellos”, dijo, citando el caso de proxenetas rumanos que “venden jóvenes ecuatorianas a franceses” o una red libanesa que “buscaba mujeres en Venezuela para venderlas en Francia”.

La explotación sexual es agravada por “la circulación más fácil de las personas”, agregó. Ya no hay camiones que transportan clandestinamente a las prostitutas para pasar las fronteras: hoy, la mayoría de ellas vienen del extranjero “con verdaderos documentos o casi, en avión y con contratos” de trabajo, explica Charpenel.

En Chipre, las mafias hacen venir mujeres ucranianas o rusas con visas de “bailarinas exóticas” o “artistas”, antes de enviarlas a los países del Golfo.

La crisis económica ha acentuado la precariedad y desarrollado una “prostitución de la desesperación”, señala el informe.

Esto hace “más banal” la compra del cuerpo humano, según Sandra Ayad, del Centro de Investigaciones y Documentación sobre la explotación sexual (Crides) que coordinó esta investigación.

Le trampa de las falsas propuestas de trabajo

En Grecia, por ejemplo, el número de prostíbulos ilegales aumentó vertiginosamente con la crisis, y el número de prostitutas extranjeras se multiplicó por 20.

A través de internet, las personas más vulnerables responden a falsas propuestas de trabajo en el extranjero, para puestos de niñera, de empleada doméstica o de modelo.

En los Balcanes (Bosnia y Albania), las prostitutas son “reclutadas” a través de falsas promesas de matrimonio.

Después, obligadas a reembolsar una deuda, a menudo muy alta, por el paso de la frontera, se ven obligadas a prostituirse. Los proxenetas las “mantienen sometidas a través de la droga o de amenazas a sus familias”.

Una prostituta aporta como media 150.000 euros anuales a su proxeneta.

“Todos los países están en contra de la explotación sexual”, pero la aplicación de ese principio es problemática, señala Charpenel. Los principales frenos a lucha contra el fenómeno son la corrupción, la reducción de los presupuestos consagrados a luchar contra el proxenetismo y las diferencias de regímenes jurídicos entre países.

Por ejemplo, cada vez que un prostíbulo se abre en un país que los autoriza, como España y Alemania, “se crea una corriente” de llegada de prostitutas extranjeras y de clientes procedentes de los países vecinos, explica.

Y sin embargo, los países que han reglamentado la prostitución “constatan hoy el fracaso”, dado que registran un aumento de la prostitución ilegal y clandestina, subraya Yves Charpenel, manifestando el deseo de que, en Francia, el Senado siga el camino de la Asamblea y vote la ley que penaliza a los clientes de prostitutas.

Síguenos por @800noticias