Gobierno libanés confirma detención de ex mujer e hija de Bagdadi | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Beyrouth, Libia | AFP | Pruebas de ADN confirmaron que las autoridades libanesas arrestaron a una exmujer y una hija del jefe del grupo Estado islámico (EI) Abu Bakr Al Bagdadi, indicó el ministro libanés del Interior Nohad Mashnuk.

“Gracias a muestras enviadas desde Bagdad, los tests han demostrado que la niña era en efecto la hija de Bagdadi y que la mujer, Saja al Dulaimi, su madre”, afirmó el miércoles por la noche en la cadena MTV. Precisó que la detención se produjo “hace unos quince días”.

La mujer “ya no es la esposa de Bagdadi. Se casó con él hace seis años, y durante su relación, que solo duró tres meses, quedó embarazada y luego dio a luz a una niña”, añadió el ministro.

Según éste, Saja Al Dulaimi estuvo previamente casada con un iraquí ligado al depuesto régimen de Sadam Husein, con el que tuvo dos hijos. Hoy es la esposa de un palestino y está de nuevo embarazada.

Fue detenida junto a sus tres hijos en Madfun, al norte de Beirut, según una fuente de seguridad.

“El interrogatorio reveló que (la mujer) tenía vínculos con organizaciones takfiri (ndlr, extremistas musulmanes)”, afirmó el ministro del Interior.

Saja Al Dulaimi es iraquí y no siria, como se había indicado previamente.

Una fuente cercana al caso indicó a la AFP que había sido detenida por las autoridades sirias antes de ser puesta en libertad en marzo en el marco de un intercambio con 13 religiosas secuestradas en diciembre de 2013 al norte de Damasco por el Frente Al Nosra.

Al Nosra, pese a ser una organización rival del EI, publicó el miércoles un comunicado en el que acusa al gobierno libanés de “debilidad” por “arrestar a mujeres e hijos de muyahidines”   

Una fuente cercana al caso considera que  Saja Al Dulaimi y Ola Cherkas, mujer de un comandante de Al Nosra –detenida el martes cerca de  Zghorta (norte)– podrían ser utilizadas por las autoridades como moneda de cambio en las negociaciones para liberar a 27 policías y soldados libaneses secuestrados por los yihadistas a principios de agosto durante combates en Aarsal (este de Líbano).

Síguenos por @800noticias