Gaza sigue sumando muertos pese a llamado a la tregua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

GAZA, (AFP) -Israel y Hamas protagonizaron nuevos enfrentamientos mortales el lunes, al día siguiente de la jornada más sangrienta del conflicto en la Franja de Gaza, pese a los llamamientos de la comunidad internacional a una tregua.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió el domingo “un cese inmediato de las hostilidades”, que han dejado 509 palestinos muertos, la mayoría civiles. Veinte israelíes fallecieron – 18 de ellos soldados – desde el inicio del conflicto el 8 de julio.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, juzgó en un comunicado que la operación se desarrollaba “conforme a lo planeado” e incluso “superaba las expectativas” respecto a la destrucción de túneles subterráneos de Hamas -que controla la Franja-, hacia Israel.

El lunes por la mañana, 15 palestinos, nueve de ellos de una misma familia, perdieron la vida en un ataque aéreo israelí contra su casa en Rafah (sur de la Franja).

En Jan Yunes, también en el sur, fueron encontrados los cadáveres de 28 personas bajo los escombros.

El domingo, más de 140 palestinos fallecieron, la mitad en Shejaiya, un barrio periférico del este de la ciudad de Gaza (norte), que el lunes seguía siendo atacado duramente por el ejército israelí.

Las 67 instalaciones de la ONU empezaban a ser insuficientes para los 87.000 desplazados, y mujeres y niños no encontraban siquiera lugar para sentarse en los pasillos.

Al sur de Israel, el ejército mató a más de diez combatientes palestinos que lograron infiltrarse por dos túneles subterráneos. Las localidades israelíes ubicadas cerca de la Franja fueron puestas bajo estado de alerta y se pidió a sus habitantes que no salgan de sus casas.

Un total de 27 cohetes cayeron sobre Israel sin dejar víctimas. Más de 1.500 proyectiles fueron disparados desde la Franja desde el inicio de las hostilidades.

En el frente diplomático, el Consejo de Seguridad de la ONU pidió “volver al acuerdo de alto el fuego de noviembre de 2012” entre Israel y Hamas y llamó “al respeto de las leyes humanitarias internacionales, especialmente sobre la protección de civiles”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que enviará a su secretario de Estado, John Kerry, a El Cairo el lunes y aseguró buscar un “alto al fuego”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de gira por Oriente Medio, denunció la “acción atroz” del ejército israelí en Shejaiya. Ban visitará en los próximos días Kuwait, El Cairo, Jerusalén, Ramala (Cisjordania) y Amán.

El presidente palestino, Mahmud Abas, que se entrevistó el domingo en Doha con Ban Ki-moon, calificó en un mensaje televisivo el bombardeo de Shejaiya de “crimen contra la humanidad”, cuyos autores deben ser “juzgados y castigados”.

Los sindicatos y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de Abas llamaron a una huelga general en Cisjordania, donde por la tarde se prevén manifestaciones contra la ofensiva.

El ejército israelí justificó su sangrienta ofensiva del domingo al afirmar que Hamas había “puesto a los civiles en la línea de mira” al instalar sus sitios militares.

Para Israel, la jornada del domingo también fue especialmente sombría: trece soldados de la brigada de élite Golani murieron en combate, elevando a 18 el número de militares muertos, una cifra sin precedentes desde la guerra de Líbano de 2006. También hay 90 uniformados heridos, según la radio israelí.

Dos civiles israelíes fallecieron desde el inicio de la operación “Barrera protectora”.

El brazo armado de Hamas afirmó el domingo haber secuestrado a un soldado israelí, pero la información fue desmentida por el embajador israelí de la ONU, Ron Prosor.

Israel movilizó a 53.200 hombres de los 65.000 reservistas autorizados por el gobierno para la ofensiva en este pequeño territorio de 362 km2, donde viven en la miseria 1,8 millones de habitantes.

La nueva espiral de violencia se desencadenó tras el secuestro y asesinato de tres estudiantes israelíes en junio, atribuidos por Israel a Hamas, seguidos del asesinato de un joven palestino, quemado vivo en Jerusalén.

Síguenos por @800noticias