El primer ministro japonés, a favor de una cumbre con líder norcoreano bajo condiciones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El primer ministro japonés, a favor de una cumbre con líder

norcoreano bajo condiciones.

TOKIO, 15 Mayo 2013 (AFP) – El primer ministro japonés, Shinzo Abe, declaró este miércoles que era favorable a una cumbre con el dirigente norcoreano Kim Jong-Un si con ello se resuelve el diferendo sobre los japoneses secuestrados por Corea del Norte en los años 1970 y 1980.

“Si se considera que una cumbre es un medio importante de trabajo para resolver el problema de los secuestrados, debemos naturalmente tomarlo en cuenta en nuestras negociaciones con ellos”, respondió Abe en el Senado a un diputado de la oposición que le preguntaba si estaba dispuesto a reunirse con Kim Jong-Un.

Abe comparecía ante una comisión senatorial debido a la visita inesperada a Corea del Norte de su asesor Isao Iijima, que llegó a Pyongyang el martes. El viaje fue revelado por la prensa japonesa y la agencia de prensa oficial norcoreana.

El primer ministro no quiso hacer comentarios sobre este viaje.

Imágenes retransmitidas el martes por la noche por varias televisiones japonesas mostraban a Iijima dando un apretón de manos a Kim Chol Ho, vicedirector del departamento de Asuntos Asiáticos del ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano, en el aeropuerto de Pyongyang.

Iijima permanecerá en Corea del Norte hasta el viernes, informó la agencia de prensa Kyodo.

La agencia oficial norcoreana KCNA también informó de la visita del responsable japonés.

Este asesor ya había trabajado con otro primer ministro conservador japonés, Junichiro Koizumi (2001-2006), organizando dos viajes a Corea del Norte, en 2002 y 2004 que permitieron recuperar a cinco japoneses secuestrados hacía décadas por los servicios secretos norcoreanos.

La relación entre los dos países es muy tensa, sobre todo porque Tokio acusa a Pyongyang de tener todavía a rehenes japoneses. Corea del Norte sostiene que, de los 13 que admite haber secuestrado, ocho han muerto.

El régimen de Pyongyang llevó a cabo estos secuestros en los años 1970 y 1980 para utilizar a los japoneses como profesones de lengua y de cultura nipona para sus espías.

 

 

 

Síguenos por @800noticias