El Banco de Inglaterra anuncia un importante cambio de política | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

LONDRES (AFP) – El Banco de Inglaterra (BoE) anunció el miércoles un cambio de política importante bajo la dirección de su nuevo gobernador, el canadiense Mark Carney, vinculando cualquier subida de las tasas a un descenso del desempleo.

El banco central anunció que no contempla subir su tasa de interés, en su mínimo histórico de 0,5%, y reducir sus inyecciones masivas de liquidez mientras la tasa de desempleo británica sea superior al 7%.

Según los últimos datos, ésta se situaba en mayo en 7,8%.

Si la recuperación económica necesitara un nuevo empujón, el BoE no descarta “llevar a cabo nuevas compras de activos”.

“El comité de política monetaria (del BoE) tiene intención, como mínimo, de mantener la política monetaria actual excepcionalmente acomodante hasta que se reduzca sustancialmente la atonía de la economía, a condición de que esto no ponga en peligro la estabilidad de los precios y la estabilidad financiera”, insistió Carney en su primera rueda de prensa desde que asumió las riendas de la entidad el pasado 1 de julio.

“Nuestro objetivo es ayudar a consolidar la recuperación” que “está en marcha” pero sigue siendo “débil”, agregó.

Para Carney, ex gobernador del Banco Central de Canadá, la economía británica no ha alcanzado todavía la “velocidad de liberación” que permitirá al crecimiento despegar.

Al anunciar una trayectoria detallada de su tasa de interés, el BoE respondió a las expectativas del ministro de Finanzas británico, George Osborne, que le pidió que publicara proyecciones de política monetaria a largo plazo, con objetivos intermedios, como hace la Reserva Federal estadounidense (Fed).

El BoE también revisó al alza en su informe su previsión de crecimiento para la economía británica en el segundo trimestre de 2013 y los dos años siguientes.

Debería volver a crecer en torno a 2% a partir de finales de 2013 o principios de 2014, y no en el transcurso de 2014 como se estimaba antes, y anclarse por encima de este nivel al menos hasta mediados de 2016.

El instituto emisor también advirtió que la inflación corría el riesgo de “seguir cerca de 3% a corto plazo”, debido especialmente al impacto del aumento de los precios de las importaciones, y que no debería volver a situarse por debajo del objetivo oficial de 2% antes de finales de 2014 y no a mediados de año como preveía su informe de mayo.

Síguenos por @800noticias