EEUU, Francia y GB desean una resolución sobre Siria “fuerte y vinculante” | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

PARÍS (AFP) – El presidente francés François Hollande y los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos y Gran Bretaña, John Kerry y William Hague, consideraron el lunes “esencial” lograr “una resolución fuerte y vinculante” de la ONU sobre Siria, indicó la presidencia francesa.

Durante un encuentro en el palacio presidencial francés, al que asistió también el canciller francés Laurent Fabius, los tres desearon que se establezca “un calendario preciso” para el control y el desmantelamiento del arsenal químico de Siria.

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña desean que el Consejo de Seguridad adopte una resolución “en la semana”, estimando que el informe de los inspectores de la ONU sobre la matanza química del 21 de agosto cerca de Damasco, que será publicado el lunes, representa “sin duda una ocasión favorables de avanzar sobre el tema”.

“Estuvieron de acuerdo en que la resolución debe ser “fuerte” y “prever plazos precisos con un calendario. Debe ser asimismo “vinculante en lo que respecta a las obligaciones del régimen sirio” que fijará, agregó la fuente.

Ese proyecto de resolución es discutido tras el acuerdo ruso-estadounidense sobre las armas químicas en Siria.

Laurent Fabius, afirmó el domingo en Pekín, donde realizaba una visita, que Francia esperará “el informe de los inspectores de la ONU para decidir su posición”.

Fabius se reunirá también en su ministerio con Kerry y Hague así como con el canciller turco, Ahmet Davutoglu.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró que el informe de los inspectores demuestra “de manera abrumadora” que efectivamente se utilizaron armas químicas, aunque sin designar a los responsables de la matanza del 21 de agosto que, según Estados Unidos, causó 1.500 muertos.

Fuentes diplomáticas señalaron que Francia cuenta basarse en el informe para obtener una actitud de firmeza en la ONU. “Nadie comprendería que a partir de un informe abrumador no se llegue a las conclusiones que corresponden. Será necesario reaccionar muy rápidamente”, insistió Fabius el domingo.

Hay que “prever la posibilidad de sanciones en caso de no aplicación del acuerdo”, afirmó François Hollande el domingo por la noche, estimando que dicho acuerdo es una “etapa importante” pero no la “meta”, dado que el objetivo es la solución política del conflicto sirio.

Y tal solución política será difícil de alcanzar según una investigación del instituto británico IHS Jane’s, publicada el lunes por el Daily Telegraph, que indica que los yihadistas y los islamistas miembros de grupos extremistas representan cerca de la mitad de las fuerzas rebeldes que combaten el régimen sirio.

Kerry y su homólogo ruso Serguei Lavrov acordaron reunirse nuevamente “en Nueva York alrededor del 28 de septiembre”, a fin de fijar una fecha para una conferencia de paz sobre Siria.

Aunque dando a entender que Rusia podría aprobar en el futuro un recurso a la fuerza en caso de no respeto del acuerdo, el canciller ruso advirtió que su país verificará minuciosamente todas las informaciones sobre la utilización de armas químicas en Siria.

“Perfume de agresión”

La opción de una intervención militar sigue estando sobre la mesa, afirmó el domingo François Hollande. También John Kerry declaró en Jerusalén que la amenaza de una acción militar de Estados Unidos sigue siendo “real”.

Las declaraciones estadounidenses sobre la posibilidad de bombardeos son “una amenaza para toda la región” y tienen “un perfume de agresión”, declaró, por su parte, el ministro sirio de Información Omrane al Zohbi, que acogió el acuerdo de Ginebra como “una victoria para Siria”.

“Aceptamos el plan ruso de deshacernos de nuestras armas químicas. De hecho, hemos empezado a preparar nuestra lista”, dijo el ministro, recalcando que Siria “no pierde tiempo”.

En Damasco, donde el domingo era el primer día de clases del curso lectivo, el acuerdo hizo resurgir entre muchos habitantes la esperanza de que termine por fin la guerra, que ha causado más de 110.000 muertos en dos años y medio.

Por su parte, la oposición siria, que expresó su frustración tras anunciarse el acuerdo, exhortó a la comunidad internacional a imponer también al régimen la prohibición de utilizar misiles balísticos y aviación.

En la zona de combates, los rebeldes acusaban a Estados Unidas y a Rusia de “jugar con Siria”. “No somos nada para ellos”, “discuten y no hacen absolutamente nada”, declaró a la AFP el portavoz de un grupo rebelde de Alep.

El acuerdo fija plazos precisos al régimen sirio, que dispone de una semana para presentar una lista de sus armas químicas, las cuales deben ser destruidas antes del primer trimestre de 2014.

Estados Unidos estima en 45 el número de sitios vinculados con el programa de armamento químico sirio, y evalúa en mil toneladas el mismo, según un alto funcionario norteamericano.

No obstante, Olivier Lepick, experto de la Fundación para la Investigación Estratégica, estima imposible que el arsenal químico sirio sea destruido en ese plazo. El calendario “es totalmente fantasioso”, dijo a la AFP, explicando que “no cree posible hacerlo dada la guerra civil”, ya que “incluso en tiempos de paz, esa operación lleva años”.

Las citas diplomáticas seguirán en la semana. John Kerry se reunirá también el lunes en París con el ministro saudí de Relaciones Exteriores, Saud al Faisal, y Laurent Fabius viajará el martes a Moscú para discutir con Serguei Lavrov sobre el proyecto de resolución.

Otro proyecto preparado por Francia la semana pasado fue considerado “inaceptable” por Rusia.

 

Síguenos por @800noticias