Combates en Ucrania obligan a la OSCE a anular visita al lugar de la tragedia aérea | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

GRABOVE, (AFP) -Policías holandeses y australianos, acompañados por la OSCE, anularon el domingo una visita al lugar donde fue derribado el avión de Malaysia Airlines, debido a que siguen los combates entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos en esa zona oriental.

En Gorlivka, uno de los bastiones de los separatistas, a unos 45 km al norte de Donetsk, trece civiles murieron el domingo, entre los cuales dos niños, alcanzados posiblemente por disparos de lanzacohetes múltiples Grad.

Los disparos de artillería se oían también a apenas un km del lugar del impacto del avión, a unos 60 km de Donetsk, y se desprendía un humo negro, según observó un fotógrafo de la AFP. Este vio a gente huyendo y un puesto de control abandonado por los insurgentes.

Diez días después del derribo del Boeing 777 de Malaysia Airlines que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur con 298 personas a bordo, sigue habiendo restos de parte de los cuerpos y del avión desperdigados por la zona a la que los inspectores no tienen más que un acceso limitado.

Treinta expertos medico-legales holandeses y un equipo de policías no armados de este país y de Australia se disponían el domingo a visitar el lugar por la mañana. Pero tuvieron que renunciar por motivos de seguridad.

“Sigue habiendo combates. No podemos arriesgarnos”, dijo Alexander Hug, subdirector de la misión especial en Ucrania de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, que supervisaba el viaje.

“Las condiciones de seguridad de camino al lugar y en el lugar en sí son inaceptables para una misión de observadores no armado”, añadió, y señaló que podrían intentar hacerlo el lunes.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, aseguró por su parte que el envío de una misión militar internacional para garantizar la seguridad en la zona “no es realista” de momento, dada la fuerte presencia armada de separatistas en esta región cercana a la frontera rusa.

Un portavoz militar ucraniano aseguró que el ejército no estaba combatiendo cerca del lugar de la catástrofe, a diferencia, según Kiev, de los separatistas.

“¿Están los terroristas destruyendo pruebas de su crimen?”, escribió en su cuenta Twitter el ministro de Relaciones Exteriores, Pavlo Klimlin.

Kiev y los Occidentales acusan a los insurgentes prorrusos y a sus protectores en el Kremlin del derribo del avión.

El trabajo de los expertos se ve comprometido por los combates entre el ejército de Kiev y los separatistas que se intensifica en la región, a pesar de un alto fuego frágil declarado en los alrededores de la zona del impacto.

Un portavoz militar ucraniano informó de que hubo disparos de lanzacohetes múltiples Grad el domingo en los barrios residenciales de Gorlivka y responsabilizó a los rebeldes.

“El primer disparo vino del interior de la ciudad y luego de todos lados. No entiendo nada”, contó a la AFP Liudmila, una habitante de la ciudad.

“En el parque, he visto a un hombre, una mujer y un niño en el suelo, muertos por lo que pude ver. Cerca de la estación, una tienda estaba destrozada, la estación de autobuses estaba en llamas y había muertos por todas partes”, explicó.

El Consejo de Seguridad nacional y de defensa por su parte indicó que las fuerzas ucranianas habían “destruido varios” puestos de control de los insurgentes y estaban en los alrededores de Gorlivka.

El ejército ucraniano, que ha retomado esta semana varias grandes ciudades a los separatistas, considera la reconquista de Gorlivka como una etapa clave en su progresión hacia Donetsk.

También se registraron combates en Avdiivka,18 km al norte de Donetsk.

La misma ciudad de Donetsk, la mayor de la región y que ha servido de base a los observadores internacionales y periodistas que viajan a diario al lugar de la catástrofe, fue objetivo de intensos disparos y bombardeos durante la noche.

Poco antes de esta reanudación de la tensión, el gobierno malasio había anunciado un acuerdo con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania sobre el despliegue de una misión policial internacional para garantizar la seguridad del lugar y permitir una investigación independiente.

La misión estará compuesta por 68 policías malasios que partirán el miércoles de Kuala Lumpur hacia el lugar y de fuerzas holandesas y australianas -ambos países han perdido respectivamente 193 y 28 ciudadanos en la tragedia-, según anunció el gobierno malasio en un comunicado.

Las tropas holandesas y australianas llevan días en stand-by para viajar a Ucrania.

Holanda está al mando del proceso de identificación de la víctimas y lleva a cabo la investigación para esclarecer lo ocurrido con el avión derribado por un misil.

Numerosos cuerpos han sido trasladados ya a Holanda, donde una primera víctima fue identificada el sábado.

Síguenos por @800noticias