Cientos de jóvenes piden justicia por muerte de artista colombiano en Miami | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MIAMI (AFP) – Al menos 200 personas, en su mayoría estudiantes, participaron este sábado en una vigilia para clamar justicia por la muerte de un artista colombiano de 18 años que murió el martes víctima de una descarga eléctrica por un Taser usado por la Policía de Miami Beach.

Alzando patinetas, pancartas pintadas con spray de grafitis y camisetas con el rostro del joven Israel Hernández-Llach, ciento de personas se reunieron después del mediodía en una concurrida de Miami Beach, donde el martes en la mañana este prometedor artista murió tras recibir un disparo eléctrico en el pecho por parte de un policía.

“¡El arte no es un crimen!”, dijo a la multitud Gina Stevenson, una joven de 17 años que se presentó como una amiga del liceo de Miami de Israel Hernández.

Entre lágrimas y con la voz quebrada Steveson agregó: “lo que ha hecho la policía con Reefa es una vengüenza para una ciudad como Miami que quiere ser reconocida por su pluralidad y arte moderno”.

La madre del joven muerto, Jacqueline Llach, vestida de luto, estuvo acompañada por otra de sus hijas, Offir y la novia de su hijo, Alexandria, que rehusaron hablar con la prensa mientras se sostenían de la mano apoyadas por otros familiares colombianos y estadounidenses quebrados por el dolor.

“La policía no puede responder disparando con Taser o con otra arma para detener a un niño que está haciendo un grafiti”, dijo Florencia, una estudiante de arte de 17 años, que era compañera de escuela de Israel Hérnadez-Llach, conocido por su apodo artístico: Reffa.

Con varios medios en el lugar, la policía resguardó estoica esta manifestación realizada en la zona de Miami Beach conocida como “Little Buenos Aires”, donde varias veces los jóvenes insultaron a los oficiales del departamento de policía implicado en este hecho investigado ahora por las máximas autoridades de la ciudad y del Estado de Florida.

Israel Hernández fue sorprendido por agentes de la policía de Miami Beach pasadas las cinco de la mañana del martes cuando hacía un grafiti en un muro de la Avenida Collins de Miami Beach.

Según la policía, el joven huyó de los oficiales, al ser perseguido no atendió a sus órdenes y cuando fue alcanzado por un agente, éste le descargó con un Taser.

El agente que usó el Taser, Jorge Mercado, fue obligado el jueves a tomar una licencia administrativa.

Síguenos por @800noticias