China ejecuta a dos miembros de una “secta” por un homicidio en un McDonald’s | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Pekín, China | AFP | Un padre y una hija acusados de pertenecer a una “secta” religiosa fueron ejecutados este lunes en China por golpear hasta la muerte a una mujer que se resistió a ser captada en un McDonald’s.

“Zhang Fan y Zhang Lidong fueron ejecutados”, anunció la agencia oficial Xinhua.

Ambos formaban parte de un grupo de cinco personas que comparecieron en agosto ante la justicia, acusadas de homicidio voluntario.

La víctima, de apellido Wu, fue violentamente golpeada en mayo de 2014 en un restaurante MacDonald’s en la ciudad de Zhaoyuan, en el este de China, tras negarse a dar a los acusados su número de teléfono.

Según los medios estatales, padre e hija querían convencerla para que se uniera a su movimiento, Quannengshen, o “Iglesia del Dios Todopoderoso”, una institución espiritual de raíces en parte cristianas, prohibida en los años noventa por el gobierno.

Tras la muerte de Wu, las autoridades lanzaron una dura campaña de represión contra esta iglesia y detuvieron, en menos de dos meses, a más de un millar de supuestos miembros del movimiento, sin que se conocieran los cargos.

Ya en 2012, más de 1.000 adeptos de Quannengshen fueron arrestados, acusados por las autoridades de haber difundido predicciones sobre un “apocalípsis” inminente que derribaría al “gran dragón rojo”, símbolo del gobierno comunista. 

Pekín, preocupado por evitar la aparición de grupos que puedan socavar su poder, ejerce un estricto control sobre los cultos religiosos independientes, como Quannengshen o el movimiento de inspiración budista Falungong, a los que califica de “sectas” y reprime con brutalidad.

Síguenos por @800noticias