Chile elige hoy presidente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Solo una catástrofe o un milagro parecieran poder impedir que Michelle Bachelet hoy sea elegida presidenta de Chile. La médica socialista de 62 años, que salió del gobierno en 2010 con una popularidad del 84 por ciento, compite con la conservadora Evelyn Matthei, economista de 60 años, en una segunda vuelta electoral con probable baja participación.

“No se trata de elegir entre dos mujeres, como le gusta decir a la prensa, aquí hay diferencias de fondo”, destacó esta semana Bachelet,destacando el contraste entre dos visiones de país. La ex mandataria, directora de ONU-Mujeres hasta marzo pasado, obtuvo el 46,67% de los votos en la primera vuelta de noviembre con propuestas reformistas hacia una sociedad más inclusiva. Su rival oficialista, Evelyn Matthei, pasó al balotaje con el 25,01% de las adhesiones a favor de la continuidad.

Las vidas de las dos candidatas podrían ser una parábola de las heridas que aún atraviesan Chile: ambas son hijas de generales de la Fuerza Aérea y hasta compartieron juegos en su primera infancia en el barrio militar de Cerro Moreno, Antofagasta. Cuando ellas aprendían a andar en bicicleta en el árido norte chileno, sus padres eran amigos. Pero Alberto Bachelet, que lideró la Dirección de Abastecimiento en el gobierno de Salvador Allende, fue encarcelado el mismo día del golpe del 11 de septiembre del 73. Fernando Matthei, entonces attaché militar en Londres, regresó a Santiago en enero del 74 para presidir la Academia de Guerra Aérea. En el subsuelo de ese edificio su amigo Bachelet era torturado hasta morir en marzo del mismo año. Matthei luego sería ministro y miembro de la Junta de Augusto Pinochet durante más de una década.

La ex presidenta Bachelet compite esta vez con una coalición electoral ampliada, que tomó el nombre de Nueva Mayoría para sumar al Partido Comunista (PC) a la antigua Concertación, pacto responsable de todos los gobiernos chilenos desde el fin de la dictadura en 1990, con excepción de la actual administración del presidente Sebastián Piñera (2010-2014).

Gracias a la victoria de este bloque en las parlamentarias de noviembre, si gana Bachelet será apoyada esta vez por un Congreso con mayoría de centroizquierda y con una joven bancada “rebelde” surgida del movimiento estudiantil y social. Eso le permitirá impulsar reformas en materia de educación, esa gran reivindicación de la clase media chilena, para hacerla progresivamente gratuita y de calidad. Antes tendrá que obtener 8 mil millones de dólares con una reforma tributaria que aumentará los impuestos a empresas en cuatro años del 20 al 25%.

“Para qué educación gratuita, si todavía tenemos campamentos”, (villas miseria), declaró Matthei, candidata de la Alianza por Chile que en 2010 llevó al poder a Piñera. Militante del sector más conservador de la derecha chilena, ligada a la dictadura (que en un debate televisivo prefirió llamar “régimen militar”, destacando que “Pinochet nos salvó de la guerra con Argentina (…) porque los argentinos no se atrevieron con su carácter”.

Matthei intentó en los últimos días de campaña sacar de la modorra al voto cautivo de su sector, denunciando los planes de Bachelet para “desarmar la casa” en “el país más exitoso de América Latina”.

“Los que dejaron de votar en primera vuelta fueron hombres de derecha”, explicó a Clarín la socióloga Marta Lagos, sugiriendo que no sería descabellado pensar que, además, algunos hayan preferido no apoyar a una candidata mujer.

Para la ex presidente Bachelet, por su parte, será clave que no haya una abstención demasiado alta, para evitar que sus detractores cuestionen la legitimidad de su gobierno.

Más de 13 millones de chilenos están llamados hoy a asistir voluntariamente a las urnas, que abrirán las ocho de la mañana (la misma hora que en Argentina).

Los colegios electorales cerrarán a las seis de la tarde, todavía sin posibilidad de voto para los chilenos radicados en el exterior. Los resultados se conocerían una hora después.

 

Información El Clarín 

Síguenos por @800noticias