Berlusconi “contaminó” pruebas y compró testigos en caso Ruby, según jueces | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ROMA, (AFP) – El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, condenado en junio a siete años de cárcel por abuso de poder y prostitución de menor, “contaminó” las pruebas y “compró testigos”, indicó el tribunal de Milán (norte) en un documento revelado este jueves por la prensa.

Según el documento, que revela las razones por las que el multimillonario político y magnate de prensa fue condenado, Il Cavaliere “contaminó sistemáticamente las pruebas” y “compró testigos”, lo que demuestra “su capacidad para delinquir”.

Para los jueces, Berlusconi “dirigía las exhibiciones sexuales” de sus jóvenes invitadas a las llamadas veladas “bunga bunga”, durante las cuales las chicas “satisfacían los deseos del acusado, es decir, le hacían sentir placeres corporales”, escribieron.

Berlusconi fue condenado el pasado 24 de junio a siete años de cárcel por el caso Ruby, por el que estaba acusado de prostitución de menor y abuso de poder, una sentencia severa que afectó su credibilidad internacional.

Los jueces dictaminaron además su inhabilitación de por vida de todo cargo público, aunque tiene dos oportunidades más para recurrir la sentencia, según el derecho italiano.

Para los jueces “está comprobado” que mantuvo relaciones sexuales con Karima El Mahroug, más conocida como Ruby Robacorazones, cuando era menor de edad “a cambio de dinero y regalos, tales como joyas”.

Teniendo en cuenta los documentos, la cronología de los hechos, los testigos y debates, resulta que el condenado “sabía sin duda que Ruby era menor de edad”, lo que constituye un grave delito en Italia.

La joven marroquí estaba “bien integrada” en el sistema de prostitución creado en Arcore, la lujosa mansión milanesa del entonces jefe de gobierno, según los jueces, los cuales reconocen que sufrieron “fuertes presiones” por parte de Berlusconi para impedir que el caso estallara.

Los jueces lo condenaron también por haber intervenido ante la policía de Milán para que liberara a la chica después de que fuera detenida por el robo de 3.000 euros a una amiga la noche del 27 de mayo de 2010.

Según la defensa, el primer ministro intervino ante el arresto de la joven por razones “institucionales” debido a que pensaba que la chica era sobrina del ex dictador egipcio Hosni Mubarak y quería evitar un problema de carácter internacional.

Il Cavaliere, que se encontraba en una reunión en París, llamó personalmente al “jefe de la policía de la comisaría donde estaba detenida” para pedir su liberación “sin dudar de emplear su función para un asunto privado”, recalcaron los jueces.

La exuberante joven marroquí, de senos voluminosos y largos cabellos, llamó la atención en una discoteca de Milán de Nicole Minetti, la ex asistenta dental de Berlusconi y ex consejera regional de su partido, quien la contrató para participar en las fiestas del millonario político.

 

Ruby, que llegó a Sicilia, sur de Italia, con su familia en 2003, a la edad de 14 años, huyó de su casa y era conocida por su personalidad inestable y por su costumbre de cometer pequeños hurtos, por lo que estuvo en varios centros de corrección para menores de donde solía huir, según sus propios relatos a la prensa.

Síguenos por @800noticias