Alto responsable de EEUU se reúne con autoridades de Egipto, continúan movilizaciones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EL CAIRO (AFP) – Un alto responsable de Estados Unidos se reunió este lunes con las nuevas autoridades de El Cairo donde partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi convocaron nuevas manifestaciones.

En unas horas, el subsecretario de Estado, Bill Burns, se entrevistó con los principales responsables interinos, según la agencia MENA: el primer ministro Hazem Beblawi, el presidente Adly Mansur y el general Abdel Fatah al Sisi, el nuevo hombre fuerte, quien debería permanecer en el puesto de ministro de Defensa.

No se ha filtrado gran cosa sobre estas reuniones.

Se trata de la primera visita que realiza un funcionario estadounidense de este nivel desde que el 3 de julio el ejército derrocó a Mursi tras multitudinarias manifestaciones que pedían su dimisión.

Este viaje se produce en un contexto delicado entre los dos países.

Desde hace décadas Egipto es un aliado clave en Oriente Medio para Estados Unidos que entrega al ejército egipcio una ayuda anual de 1.300 millones de dólares de una asistencia total de 1.500 millones.

Hasta el momento, Washington se abstuvo de hablar de “golpe de Estado” tras el derrocamiento de Mursi ya que supondría una suspensión automática de esta ayuda. Dos influyentes senadores republicanos, John McCain y Lindsey Graham, han pedido sin embargo a la administración de Barack Obama cortarla.

Por otro lado, Washington pidió que Mursi, actualmente detenido por el ejército, sea puesto en libertad. La demanda no encontró respuesta en El Cairo, donde una gran parte de los manifestantes y de la prensa hostiles al expresidente acusan a Estados Unidos de mostrarse indulgente con Mursi cuando este era presidente de Egipto.

Las autoridades aseguraron que el presidente depuesto se encuentra “en lugar seguro” y es tratado “dignamente”, pero no ha aparecido en público desde su detención.

Durante su visita de dos días, Burns tenía también previsto reunirse con responsables de la sociedad civil y con empresarios. En estos encuentros “expresará el apoyo estadounidense al pueblo egipcio”, aseguró el Departamento de Estado.

Los partidarios de Mursi, que denuncian un “golpe de Estado militar” contra el primer presidente democráticamente elegido de la historia del país, convocaron para este lunes nuevas manifestaciones, especialmente alrededor de la mezquita Rabaa Al Adawiya, en el barrio cairota de Nasr City, donde acampan desde hace dos semanas.

También se anunció una marcha hacia la sede de la Guardia Republicana ante la cual 53 personas, principalmente manifestantes pro-Mursi, fueron asesinados hace una semana.

Los islamitas quieren seguir manifestándose “pacíficamente”, aseguró Ahmed Aref, un portavoz de los Hermanos Musulmanes, el movimiento al que pertenece Mursi.

Los anti-Mursi, que le reprochan haber gobernado en beneficio de los Hermanos Musulmanes y haber dejado el país en una situación económica catastrófica, se darán cita en la plaza Tahrir, en el centro de la capital.

Debido al ayuno del Ramadán hasta la caída del sol y a las temperaturas estivales, se espera que las mayores concentraciones tengan lugar a última hora del día.

 

Violencia en el Sinaí

Por otro lado, al menos tres personas murieron y 17 resultaron heridas este lunes por la mañana cuando hombres armados atacaron un autobús que transportaba trabajadores de una fábrica de cemento en Al Arish, en el norte de la península del Sinaí, donde se incrementó la tensión en las dos últimas semanas.

El domingo, el exjefe de Estado y otros miembros de los Hermanos Musulmanes fueron interrogados sobre las circunstancias de su evasión de la cárcel de Wadi Natrun, al noroeste de El Cairo, durante la revuelta contra Hosni Mubarak a principios de 2011.

Además, el fiscal general ordenó congelar los activos de 14 altos responsables islamistas, entre los cuales se encuentra el Guía Supremo Mohamed Badie y otros ocho dirigentes de los Hermanos Musulmanes.

En este contexto, el primer ministro Hazem Beblawi, que no excluyó la posibilidad de integrar a los Hermanos Musulmanes en su gabinete, continúa las negociaciones para constituir un gobierno, cuya composición podría conocerse el martes o el miércoles.

De visita a París, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estimó que Egipto se encontraba en “un momento crítico”.

“No puede haber lugar para la venganza ni la exclusión de un partido o de una comunidad importante” en Egipto, al evocar las detenciones.

Síguenos por @800noticias