Alcaldía de ciudad belga fronteriza con Francia prohíbe hablar francés a sus funcionarios | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BRUSELAS, (AFP) – El municipio de Menen, en la provincia belga de Flandes Occidental, en la frontera con Francia, ha retirado el idioma francés de su ayuntamiento y los funcionarios deberán responder a los francófonos mostrándoles imágenes o mediante señas.

La ciudad de 32.000 habitantes cuenta con unos 1.600 residentes franceses e incluso comparte su calle principal con Halluin, su vecina situada en Francia.

Desde 1996, la ley belga estipula que las dos grandes regiones belgas son “unilingües”: las comunas situadas en Flandes (norte) están administradas en neerlandés y las de Valonia (sur) en francés. Las 19 comunas de la región de Bruselas están gestionadas en los dos idiomas, al igual que algunas comunas que lindan la capital o se encuentran cerca de la frontera administrativa entre Flandes y Valonia.

Pero Menin, a pesar de su cercanía con Francia y Valonia, es una comuna en la que sólo es legal en la administración el holandés.

El alcalde ha decidido aplicar estrictamente la ley y prohibir, a partir del 1 de enero, que los funcionarios de su adminsitración se dirijan en francés a las personas que se presentan en sus ventanillas.

Los funcionarios locales, cuando se encuentren con francófonos, deberán, o bien guardar silencio, o bien explicarles las gestiones utilizando imágenes o expresándose haciendo señas.

Síguenos por @800noticias