Al menos 20 muertos en un atentado suicida en una mezquita sunita de Irak | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BAGDAD (AFP) – Al menos 20 personas murieron y unas 40 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado este viernes a la hora de la oración en una mezquita sunita cerca de Baquba, al nordeste de Bagdad, lo que reaviva los temores de una guerra interconfesional en el país.La explosión, de gran potencia, se produjo en el interior de la mezquita Abu Bakar Sadir, en la pequeña ciudad de Wajihiya, en la provincia de Diyala.

El kamikaze hizo estallar su cinturón de explosivos justo cuando el imán se dirigía a los fieles antes del ritual de la oración, explicó un coronel de policía.

El balance de muertos fue proporcionado por una fuente de seguridad y confirmado por un médico del hospital de Baquba.

“Estaba sentado cerca de la puerta de entrada cuando se produjo una enorme explosión que hizo saltar todo por los aires. No he sentido nada hasta que vi que estaba en el hospital”, declaró Sinan Ghaleb, con heridas en una pierna.

“Estaba sentado cerca del imán y la mezquita estaba abarrotada de gente. Hubo una gran explosión y todo quedó negro”, contó por su parte Omar Mudhir, también herido en las piernas.

Baquba y sus inmediaciones sufrieron numerosos atentados en los últimos días. El miércoles, uno de ellos mató a tres niños que se bañaban en un río.

El martes por la noche, en la ciudad cercana de Muqdadiya, el estallido de una bomba frente a una mezquita sunita al final de la oración se cobró cuatro vidas.

Esta oleada de violencia eleva a más de 450 el número de muertos en lo que va de julio en Irak y a más de 2.700 desde el comienzo del año, según un balance de la AFP elaborado a partir de informes de las fuerzas de seguridad confirmados por fuentes médicas.

Las mezquitas, tanto sunitas como chiitas, suelen ser blanco de atentados cada vez con mayor frecuencia.

En algunas mezquita sunitas de Bagdad, las oraciones nocturnas con motivo del Ramadán pasaron de 45 a 15 minutos de duración para limitar los riesgos de ataques, según los fieles.

Irak vive desde el comienzo de 2013 un incremento de la violencia que hace temer una vuelta a los años sombríos del conflicto interconfesional de 2006-2007.

“Irak se encuentra en una encrucijada. Yo no diría que ya estamos en guerra civil, pero las cifras no son buenas”, estimó recientemente el responsable de la misión de la ONU para los derechos humanos en Irak, Francesco Motta, refiriéndose al número creciente de víctimas.

“Las divisiones confesionales crecen y se manifiestan en el país de una forma todavía más peligrosa, en mi opinión, que en 2007”, punto álgido de la violencia, añadió. Según la ONU, en ese año murieron hasta 30.000 personas.

La violencia se redujo con la llegada masiva de refuerzos estadounidenses y la movilización de las tribus sunitas contra los grupos vinculados a Al Qaida.

Pero el creciente descontento de la minoría sunita con el gobierno, de mayoría chiita, las tensiones asociadas a la guerra en Siria y la parálisis del engranaje político favorecieron un aumento del número de atentados.

Síguenos por @800noticias