Un colaborador de Charlie Hebdo se lleva el premio al mejor álbum en Angulema | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Angulema, Francia | AFP. Una historia gráfica novelada sobre una infancia transcurrida entre Francia, Siria y Libia de un colaborador de Charlie Hebdo obtuvo este domingo el premio al mejor álbum del Festival Internacional de cómic de Angulema (suroeste).

El Fauve d’Or (Fiera de oro) al mejor álbum de cómic de la 42º edición de este festival fue para Riad Sattouf por “El Árabe del futuro: una juventud en Oriente Medio (1978-1984)”.

Se trata de una novela gráfica tierna y humorística sobre la infancia del autor transcurrida entre París, la Libia de Gadafi y la Siria de Asad.

Por su estilo simple de gran potencia expresiva, cercano al dibujo de prensa, Riad Sattouf se sitúa en la línea de Marjane Satrapi (“Persépolis”) o de Guy Delisle. Su álbum ya se ha convertido en superventas con 150.000 ejemplares vendidos en Francia.

Hijo de una francesa y un sirio, Sattouf dibujó durante diez años en Charlie Hebdo una tira llamada “La vida secreta de los jóvenes” y ha publicado varios libros.

Por su parte un autor de mangas, el japonés Katsuhiro Otomo, de 60 años, creador de la famosa serie “Akira”, obtuvo el jueves el gran premio del festival por la labor de toda una vida.

Las medidas de seguridad para esta 42ª edición se reforzaron, en particular en el lugar que acogió a la dibujante Catherine Meurisse, una de las supervivientes del atentado yihadista contra el semanario satírico Charlie Hebdo del 7 de enero que causó 12 muertos, entre ellos cinco dibujantes.

Como cada año, Angulema organizó exposiciones y encuentros con dibujantes de todo el planeta y se transformó en una inmensa librería dedicada al cómic mundial.

Paralelamente se organizaron numerosos actos de homenaje a los dibujantes asesinados —Cabu, Wolinski, Charb, Tignous y Honoré— varios de los cuales, como Wolinski, no se perdían ninguna edición del festival y eran los padres espirituales de toda una generación de dibujantes franceses.

El nuevo Gran Premio especial Charlie Hebdo a la libertad de expresión fue atribuido a la revista.

También hubo una gran exposición dedicada al semanario satírico, desde sus inicios hasta el número “de los supervivientes”, publicado una semana después del atentado y que tuvo una tirada récord de 7 millones de ejemplares.

La alcaldía de Angulema fue decorada con una gran banderola en memoria de las víctimas de Charlie Hebdo y en las calles de la ciudad fueron colgados carteles que reproducen cuarenta de sus portadas, representativas de la historia del periódico. Una plaza de la ciudad fue bautizada con el nombre de la revista.

Entre las obras finalistas al mejor álbum del año se encontraban “He visto ballenas”, del español Javier de Isusi, una novela gráfica sobre la violencia de las últimas décadas en el País Vasco de grupos armados como la organización separatista ETA.

También en la selección oficial figuraban la trayectoria de un campesino mexicano desde su nacimiento en 1900 hasta 2000, relatada en el cómic “Julio”, del dibujante norteamericano Gilbert Hernández.

Síguenos por @800noticias