EEUU y Cuba anuncian histórica normalización de sus relaciones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Washington, Estados Unidos | AFP. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par cubano Raúl Castro dieron este miércoles un paso histórico hacia la normalización de sus relaciones bilaterales, poniendo fin a más de medio siglo de enfrentamientos.

“He dado instrucciones al secretario (de Estado, John) Kerry para que inicie de inmediato discusiones con Cuba para restablecer relaciones diplomáticas interrumpidas desde enero de 1961”, dijo Obama en un discurso desde la Casa Blanca, en el que anunció un alivio del embargo comercial de más de cinco décadas.

“Estados Unidos va a restablecer una embajada en La Habana y altos funcionarios visitarán Cuba”, anunció el presidente estadounidense.

Simultáneamente, Raúl Castro afirmaba desde La Habana en una conferencia de prensa: “Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas” con Estados Unidos.

La decisión de Obama de cambiar la política hacia Cuba, que según la Casa Blanca “busca renovar el liderazgo en el continente americano”, ocurre un año después del histórico apretón de manos entre Obama y Castro en Sudáfrica.

Tras los discursos, Obama incluso mencionó la posibilidad de viajar a la isla caribeña. “No está en mis planes de momento, pero veremos cómo evolucionan las cosas”, dijo en una entrevista exclusiva en “World News Tonight” de la cadena ABC.

– Nueva era, pero con el embargo vigente-

Obama admitió, en un discurso en el que entremezcló varias frases en español, que “ha sido difícil la historia entre Estados Unidos y Cuba”, pero se dijo dispuesto a iniciar un “nuevo capítulo”. 

“En el cambio más importante de nuestra política en más de 50 años, pondremos punto final a un abordaje obsoleto que por décadas fracasó en defender nuestros intereses, y comenzaremos a normalizar las relaciones entre los dos países”, afirmó.

Obama admitió que es el Congreso estadounidense el que tiene la última palabra sobre el embargo “impuesto durante décadas”. Pero expresó su confianza de “poder comprometer al Congreso a un debate honesto y serio sobre el levantamiento del embargo”.

No será fácil, admitió el propio mandatario. El anuncio se topó con una fuerte resistencia en el Congreso, reacio a cualquier acercamiento con Cuba mientras el país siga gobernado por el régimen castrista.

El senador republicano Marco Rubio calificó el acuerdo entre Obama y su homólogo cubano de “inexplicable”, y dijo que sólo retrasará aún más la transición de Cuba del comunismo a un sistema democrático. 

“La Casa Blanca ha concedido todo y ha ganado poco”, señaló el cubano-estadounidense Rubio, visiblemente molesto. 

“Tengo planeado usar todas las herramientas a nuestra disposición como mayoría para revertir la mayor cantidad posible de estos cambios”, dijo.

– Similar a la caída del muro de Berlín – 

“Con estos cambios, pretendemos crear más oportunidades para los estadounidenses y los cubanos e iniciar un nuevo capítulo entre los países de las Américas”, señaló Obama.

El papa Francisco, clave mediador entre Estados Unidos y Cuba, aseguró sentirse “vivamente complacido por esta decisión histórica”.

“Todo el mundo está contento. Este es un día histórico”, celebraba en La Habana Amelia Gutiérrez, una empleada bancaria de 28 años.

La mujer -embarazada de siete meses- mostró su alegría porque su hijo “no tendrá que vivir bajo el ambiente de tensión que ha caracterizado las relaciones entre Cuba y Estados Unidos durante los últimos 50 años”.

Incluso, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien suele arrojar dardos contra Estados Unidos, afirmó: “El gesto de Obama (es) de valentía y necesario en la historia, da un paso sin precedentes”.

En Bruselas, la Unión Europea celebró “un cambio esperado” en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, al tiempo que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, expresó que “un nuevo muro comenzó a caer”.

Y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon adelantó que “las Naciones Unidas están listas para ayudar a estos dos países a desarrollar sus relaciones de buena vecindad”.

“Es algo que a la escala latinoamericana es parecido pero del otro lado al muro de Berlín: cayó el bloqueo”, comentó el presidente uruguayo, José Mujica.

– Intercambio de detenidos –

Los anuncios ocurrieron pocas horas después de la decisión de Cuba de liberar al estadounidense Alan Gross, quien había sido condenado a 15 años de prisión por espionaje. Washington había insistido que su detención desde 2009 era un obstáculo al acercamiento diplomático.

El mandatario estadounidense saludó la libertad de Gross y dijo que paralelamente Cuba y Estados Unidos acordaron un intercambio de prisioneros, que permitió la liberación de tres agentes cubanos, de un grupo original de cinco, que cumplían pena por espionaje en cárceles estadounidenses.

Obama también anunció que “Cuba hoy liberó a uno de los más importantes agentes de inteligencia que Estados Unidos haya tenido en Cuba y quien ha estado en prisión por casi dos décadas”.

Síguenos por @800noticias