Retorno a la vida | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Pasadena.- ¿Qué pasaría si nuestros seres queridos regresaran de la muerte tal y como eran antes de desaparecer? Esa es la premisa de la teleserieResurrection, basada en la novela The returned (2013) del poeta estadounidense Jason Mott, que ya había sido llevada a la pantalla chica francesa con el nombre Les revenants.

El manuscrito de la obra de Mott cayó en las manos de una ejecutiva de Plan B, la compañía productora de Brad Pitt, y de allí surgió como propuesta televisiva que terminó por convertirse en el drama que el canal por suscripción AXN estrena este martes a las 9:30 p.m., y que emitirá en tandas de dos episodios continuos hasta completar los ocho capítulos originales.

Además del propio misterio del regreso de la muerte, Resurrection se aparta del género del horror y transita por el camino del impacto emocional y la incógnita como eje principal. La historia inicia cuando Jacob (Landon Giménez), un niño estadounidense de 8 años aparece misteriosamente en una cosecha de arroz en China. El agente Bellamy (Omar Epps), un oficial de inmigración, es el encargado de custodiarlo y en contra de sus órdenes decide llevarlo hasta el pueblo donde vivía, Arcadia en Missouri, para luego descubrir que el pequeño es exactamente igual a uno que murió hace 32 años ahogado en un río. 

A partir de ahí las interrogantes comienzan a surgir entre qué creer y qué hacer. Es así como las reacciones entre los seres cercanos al chico difieren: sus padres (Frances Fisher y Kurtwood Smith) se debaten entre la aceptación y la razón; su tío, el Sheriff Langston (Matt Craven) desconfía de su procedencia; su prima Maggie (Devin Kelley), ya adulta y convertida en doctora, asiste al oficial Bellamy para tratar de encontrar una respuesta científica; mientras que quien fuera su mejor amigo Tom (Mark Hildreth), es ahora el pastor del pueblo y, como tal, busca una explicación divina.

Antes del estreno, el productor ejecutivo y realizador Aaron Zelman (el mismo de la serie The killing) y el reparto principal se dieron cita en un hotel en Pasadena para la presentación de rigor ante los medios.

“El objetivo del show es dejarte intrigado, hasta un poco desconcertado, si se quiere”, dice de entrada Zelman. “Puedes creer que se trata de algo y a medida que va progresando la trama te das cuenta de que es un poco diferente de lo que pensabas”. 

Por el tipo de tema, la discreción forma parte del encuentro. Sin embargo, Zelman adelanta que el pequeño Jacob no es el único en retornar y que él sólo es el inicio de todo, mas el fenómeno no se expandirá a otras latitudes. “Básicamente esta serie es acerca de este pueblo y esta familia, los Langston, y vamos a quedarnos allí”, añade.

Omar Epps, conocido por sus personajes de médico en ER y House, asume esta vez el rol del oficial Bellamy, quien siente una particular conexión con Jacob. “Quedé muy intrigado cuando leí el piloto. Me senté con Aaron y Charles (McDougall), quien lo dirigió y discutimos el rumbo que esto podría tomar. Creo que estuvimos en la misma página creativamente hablando. Así que a medida que me entregaban cada episodio, había nuevos elementos que me hacían pensar: ‘Esto no lo vi venir’. Y así te vas dejando cautivar por esta gran aventura”. 

Frances Fisher, recordada por su actuación en Titanic y Los imperdonables, también se sintió conmovida al leer el libreto del primer episodio.

“Entendí tan bien a Lucille (la madre de Jacob) que sentí que podía formar parte de este proyecto. El guión despertó en mí mis experiencias de pérdida, porque todo el mundo las ha experimentado. Todos quisiéramos tener por lo menos una hora más con un ser querido para decirle las cosas que nunca dijimos. Basándome en eso, en la posibilidad de proyectar su experiencia al perder a su hijo, fue sencilla”, recuerda. “Yo tengo una hija de 21 años y a veces pienso en qué sucedería si ella fuera de nuevo una maravillosa niñita de ocho años”, se ríe.

Para su marido en la ficción, Kurtwood Smith (That ’70s show), reflejar sus sentimientos en pantalla es algo más complicado. “Tiene que ver con cómo se te presenta ese tipo de misterio en tu vida y el tipo de shock que te produce, algo que yo no puedo replicar en mis propias experiencias”, afirma. 

“Lo que encuentro más complejo de Henry (el padre de Jacob) es su forma de lidiar con otro tipo de pérdida, y se trata de la pérdida de los recuerdos y las emociones que ha llevado consigo a lo largo de 30 años y sobre lo que ha construido el resto de su vida. Para él es darse cuenta de que de repente debe pugnar con el hecho de que la forma como ha vivido su vida no es una mentira, pero sí un malentendido o algo parecido, y eso lo desconcierta mental y emocionalmente”, explica el actor.

Su compañero Epps lo apoya completamente. “Lo más desafiante como actor es cómo reaccionas ante la imposibilidad. Al frente de la cámara uno construye su personaje y basa sus emociones así sea en experiencias pasadas o en tu imaginación, pero esas son cosas reales en cierto sentido. Así que tienes que crear y encontrar esos sentimientos, debes verte en el momento porque no existe nada a lo que te puedas aferrar. Ese es el mayor reto, pero a la vez muy refrescante, creativamente hablando”.

Tras los pasos de Lost

Cuando se trata de una serie televisiva que toca lo sobre natural es prácticamente imposible apartar la memoria de Lost, que narraba la historia de un grupo de sobrevivientes en una extraña isla, lo que no es ajeno al realizador Zelman. 

“Lost sale a relucir cada vez que haces una serie de ciencia ficción. Yo sostengo que a pesar de todas las quejas del público, y vaya que las tuvo, fue un programa maravilloso que rompió esquemas. Claro que pensamos: ‘¿Qué hicieron?’, ‘¿cómo mantuvieron a la audiencia involucrada?’. Pero obviamente no estamos hablando de robarnos ninguna trama ni nada por el estilo”, aclara. 

-¿Tratarán de no caer en el error de dejar incógnitas sin resolver?

-Eso es algo de lo que siempre hablamos, la gente se siente frustrada cuando existen demasiadas preguntas sin suficientes respuestas, al mismo tiempo no puedes responder muchas interrogantes básicas porque pierdes el ímpetu sobre el misterio. Nuestra meta es satisfacer a la audiencia y darles ciertas cosas que les permitan entender a estos personajes y al mismo tiempo que se abran nuevas dudas y posibilidades con miras al futuro.

-¿Al concluir la serie responderán todo lo planteado?

-Sí (risas), vamos a responder todas las preguntas que la audiencia quiere saber. 

Síguenos por @800noticias