Petróleo se desbarranca casi 3 dólares en Nueva York a un mínimo desde septiembre de 2010 | 800Noticias
800Noticias
Economía

New York, Etats-Unis | AFP. Los precios del petróleo cayeron a sus niveles más bajos en cuatro años el jueves en Nueva York aplastados por una ola de ventas en un mercado con gran oferta de crudo y perspectivas de demanda débil.

 

También afectado por la fortaleza del dólar, el barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en diciembre bajó 2,97 USD a 74,21 USD, cerrando a su nivel más bajo desde setiembre de 2010 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

“La nueva caída de los precios puede atribuirse a varias razones hoy, entre ellas el nuevo récord de producción de EEUU, que superó la cota sicológica de 9 millones de barriles por día (mbd)” la semana pasada “y la suba de las reservas en la terminal petrolera de Cushing”, explicó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

EEUU produjo 9,063 millones de b/d la semana que terminó el 7 de noviembre, un récord desde enero de 1983 al menos, cuando el Departamento de Energía (DoE) empezó a publicar estas estadísticas según cifras publicadas este jueves.

Monitoreadas de cerca por los corredores, las reservas del terminal petrolero de Cushing (Oklahoma, centrosur), referencia del petróleo intercambiado en Nueva York, el WTI, subieron 1,7 millones de barriles a 22,5 millones.

La producción en EEUU creció en los últimos años gracias al boom de la polémica explotación de petróleo de esquisto, mediante técnicas muy criticadas por los ambientalistas.

Aunque EEUU no exporta petróleo, es el principal consumidor del mundo, y esta fuerte alza de la producción repercute en el mercado mundial, ya que permite que el país reduzca sus importaciones.

Este fenómeno se produce en un contexto de gran abundancia de oferta en relación con la demanda, más bien débil.

La fortaleza del dólar, con el barril nominado en billetes verdes, contribuye a debilitar su atractivo y reduce la demanda.

Desde mediados de junio el petróleo perdió casi un tercio de su valor.

“Es bastante chocante ver cómo los mercados siguen bajando de esta forma pero claramente las noticias sobre la economía mundial no ayudan y en paralelo, el boom de producción en EEUU y un incremento de la oferta en Libia provocaron un cambio en el mercado desde junio”, explicó Lipow.

La presión a la baja se vio acentuada pues la OPEP no parece predispuesta a rebajar sus cuotas de producción. El grupo de países exportadores se reunirá en Viena a fines de noviembre.

 

La caída sorpresiva de 1,7 millones de barriles de las reservas de crudo en EEUU la semana pasada quedó en un completo segundo plano para los corredores.

Síguenos por @800noticias