Pago de $ 11,8 millones por adelantado por carne que no llegó | 800Noticias
800Noticias
Economía

Un convenio internacional que firmó la República de Venezuela para resolver las fallas alimentarias internas terminó en un desfalco que comprometió el patrimonio público con la pérdida de $21,84 millones. Por el caso, un empresario extranjero fue condenado a tres años de prisión y Venezuela, a través del Tribunal Supremo de Justicia, pidió al juzgado de La Asunción, en Paraguay, que responda a demanda de indemnización por perjuicios.

La Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa), principal importadora del Estado, adelantó $21,84 millones, sin solicitar fianzas, ni garantías, a la empresa paraguaya Agropecuaria Parake por la compra de 4.200 toneladas de carne de bovino, que no llegó a Venezuela ni en el tiempo previsto, ni completo, se indica en una decisión judicial.

Para el primer despacho de 4.200 toneladas, el entonces presidente de Casa, el coronel Sergio Caldera García, aprobó una “reconsideración al alza” de 9,3% en el precio de la carne paraguaya que fue fijado en el contrato. En lugar de pagar $4.755 por cada tonelada de carne, tal y como fue acordado el día de la firma del convenio, se pagarían $5.200 por tonelada. 

Pero el convenio no se cumplió: Parake no concretó los despachos en las dos tandas previstas, bajo el argumento de fallas en los puertos, según la decisión judicial.

Luego, Venezuela exigió respuestas y fue entonces cuando llegaron al país 1.931 toneladas de carne, es decir 45,97% de lo convenido. Esta cantidad equivalía a que Parake había cumplido con $10,04 millones de los $21,84 millones anticipados. 

Tras una batalla de comunicaciones entre Casa y Parake para acodar la devolución de los $11,8 millones que faltaban, el gerente de Parake, el paraguayo Félix Álvarez, que vivía en La Asunción, fue apresado en Caracas y condenado a tres años de prisión por el delito de aprovechamiento fraudulento de fondos públicos por el Tribunal Décimo Cuarto de Juicio de Caracas, el 17 de julio de 2013, en la sede de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM).

Fuente: ÚN

Síguenos por @800noticias