Escasez de productos se ubicó en 21,3% durante mes de abril | 800Noticias
800Noticias
Economía

Escasez de productos se ubicó en 21,3% durante mes de abril

El índice de escasez sube por el ascensor hasta el último piso. El dígito cerró en 21,3% durante el mes de abril, la cifra más alta registrada desde enero de 2008, cuando se situó en 24,7%.

El resultado difundido por el Banco Central de Venezuela (BCV) revela que en marzo la escasez de productos en el mercado arribó a 20%, mes en el que se omitió la cifra permanente en los informes oficiales. Se puede observar que desde el año 2011, cada mes de abril, el dígito es más alto, pues ese primer año se ubicó en 11,7% y en 2012 en 14,7%, cuando lo natural, según la propia entidad financiera, es un margen por debajo del 5%.

El índice de diversidad acompaña al de escasez, el cual mejoró de 113,5 en marzo a 124,9 en abril. Se situó en su peor punto en enero pasado, cuando cayó a 90,5, lo que implicaba que la variedad de productos en el mercado venezolano disminuyó.

Precios por los cielos

El BCV publicó los datos en su informe del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que arrojó una variación de 4,3%, mayor a la del mes previo de 2,8% y la de abril de 2012, cuando se situó en 0,8%. De hecho, es la más alta observada desde hace un año.

Un panorama más amplio permite ver que sólo en abril, la inflación en Perú y Colombia cerró en 0,25%, Uruguay en 0,45%, Paraguay en 0,20%, Ecuador en 0,18%, Chile en -0,5% y Brasil en 0,55%.

Con el resultado, el indicador de precios al consumidor acumuló un incremento de 12,5%. La situación es tan grave que durante los primeros cuatro meses alcanzó un alza en los precios similar al que se observaba para octubre de 2012, cuando fue 13,5%. En igual período, el año pasado el acumulado era de 4,4%.

El economista Jesús Casique observó que la inflación acumulada en Perú para abril arribó a 1,2%; Colombia 1,2%; Uruguay 4,1%; Paraguay 0,5%; Brasil 2,50% y Chile 0,20%. Desde entró en vigencia la reconversión monetaria, la variación es de 258,8%. Significa que un bolívar equivale a Bs 0,27 de diciembre de 2007.

La variación anualizada de abril de 2013 se situó en 29,4%, superior a la observada en abril de 2012 en 23,8% y considerablemente por encima de la meta establecida en el Presupuesto de este año, que oscilaba entre 14% y 16%.

Lo más caro

Particularmente servicios de vivienda tuvo un alza de 0,3%, comunicaciones de 0,5%, alquiler de vivienda de 0,8% y servicios de educación de 0,9%.

En 1,4% subió la salud, en 2,3% equipamiento del hogar y bienes y servicios diversos, en 2,6% esparcimiento y cultura y vestido y calzado en 2,9%.

Lo más caro fue bebidas alcohólicas y tabaco, con un incremento de 4,2%, restaurantes y hoteles de 4,3% y alimentos y bebidas no alcohólicas de 6,4%, a pesar de que no hay ajustes en precios.

En el top de rubros con una mayor alza se encuentran restaurantes y hoteles que acumulan 17,2%, alimentos y bebidas no alcohólicas con 16,2% y alimentos y bebidas alcohólicas con 12,5%.

El economista Luis Oliveros sostuvo que es preocupante que productos pesqueros y agroindustrial tengan una inflación de 31% y 20%, respectivamente, mientras que la salud ya llega a 10,2%.

Ciudades saturadas

La fotografía para las ciudades quedó así: Barquisimeto, 3,5%; Caracas, 3,9%; Mérida, 4,1%; Maturín, 4,2%; Maracaibo, 4,3%; Resto nacional, 4,3%; Ciudad Guayana, 4,4%; San Cristóbal, 4,6%; Maracay, 4,6%; Valencia, 5,2% y Barcelona-Puerto La Cruz, 5,6%.

El premio para la inflación acumulada más alta se lo debaten Maracay y Ciudad Guayana con un índice de 14,8%, pero muy cerca la ciudad de Valencia exhibe una variación de 14,4%. Le sigue San Cristóbal con 14,2% y Mérida y Maturín, ambos con 14,1%.

El BCV explica que el movimiento acelerado obedece al crecimiento en el precio de bienes, de 2,9% a 5,1%, ya que en los servicios, el ascenso de la tasa fue leve, de 2,6% a 2,9%.

El índice del núcleo inflacionario mostró una variación de 4% en abril, cuatro décimas por encima del obtenido en marzo. El resultado es producto de la aceleración en alimentos elaborados, de 5% a 5,5%, textiles y prendas de vestir, de 2,6% a 2,9%, bienes industriales, de 3,1% a 4% y servicios no administrados, de 3,3% a 3,5%.

El camino por venir

Oliveros recordó que aún falta el último trimestre del año de mayor consumo e inflación, históricamente, mientras que el analista financiero, Henkel García, comentó que a este ritmo, el poder de compra del salario mínimo será menor al de septiembre de 2012.

A su juicio, la inflación de 20,1% que cerró en 2012 fue una ilusión electoral. Peor aún, para reducir los preocupantes índices de escasez, la inflación deberá galopar aún más fuerte. “Al actual ritmo indica un cierre de año por encima de 40”.

Síguenos por @800noticias