El Simadi no está funcionando como lo prometieron Merentes y Torres | 800Noticias
800Noticias
Economía

Una tasa a que ha fluctuado entre 170 y 172  bolívares. Un dólar paralelo disparado a 219 bolívares para este viernes 27 de febrero. Ese es el escenario que demuestra que el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) no ha estado funcionando como prometieron Nelson Merentes y Marco Torres, presidente del BCV y vicepresidente para el Área Económica, respectivamente.

Una de las primeras promesas de los funcionarios gubernamentales, fue que el Simadi empujaría al dólar negro hacia abajo. Hasta el momento eso no ha ocurrido. La razón, según expertos, es la intensa demanda que existe en el país y la poca oferta que se ha generado a través del tercer sistema cambiario.

“Hasta el momento solo han ofertado organismos privados, pero ninguno público, mientras no haya acceso a los dólares del Estado, la demanda se va ir al mercado paralelo”, explica el economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica.

Además la estatización de la tasa de cambio que no ha superado los 173 bolívares evidencia que el factor no se está moviendo a través de la oferta y la demanda, sino por decisión del BCV, asegura el analista económico.

“El BCV tiene que liquidar orden por orden. Si tú vas a una casa de cambio a pedir dólares a 190 bolívares y el ente no acepta, eso ya es una decisión de él. Es una estructura manipulada”, agrega.

Para Oliveros, es difícil saber qué ocurrirá en el futuro tanto con el Simadi, como con el dólar paralelo, sin embargo recuerda que mientras la brecha entre ambos sistemas sea más amplia, más difícil se va a regularizar la situación.

“El Simadi nació con una falta de credibilidad. La credibilidad del sistema no se levanta con anuncios sino con dólares. Al final, al no corregirse el desequilibrio, los problemas de la economía, el déficit fiscal y su financiamiento, una tasas de interés que no estimula el ahorro, incertidumbre política y económica, la presión el aliviadero a todos estos ítems se ve reflejada en el mercado paralelo”, dice Oliveros.

A esta crisis cambiaria se le debe agregar que el Cencoex está liquidando por debajo de los 50 millones y no convoca a subastas desde el año pasado.

RESTRICCIONES

El analista económico, Luis Vicente León, enfatizó que si el Gobierno nacional mantiene los controles en el tercer sistema cambiario, estaría protegiendo al mercado paralelo.

No hay forma de acabar el mercado negro sin un mercado alternativo oficial libre y con oferta fluida. Y eso no ha sido Simadi hasta ahora”, dijo.

Explicó que si el Gobierno le da el mismo tratamiento a Simadi que le dio a Sicad II, vendrán las mismas consecuencias de una devaluación, sin que ninguna de estas sea beneficiosa.

“Una ecuación muy simple: restringes la venta y el precio en el Simadi, entonces se dispara el negro y se estimula el bachaqueo de dólares. Simadi es una ventana para oxigenar el mercado si se implementa bien… o un barranco si no”, enfatizó.

800Noticias/Odell López

 

Síguenos por @800noticias