Crudo cierra con fuerte caída en Nueva York a USD 105,30 por barril | 800Noticias
800Noticias
Economía

NUEVA YORK, (AFP) – El precio del petróleo cerró con una fuerte caída este martes en Nueva York, en sintonía con Wall Street, en un mercado a la expectativa de la publicación de los inventarios semanales prevista para el miércoles.

El barril de “light sweet crude” (WTI) para septiembre bajó 1,26 dólares a 105,30 dólares, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

La debilidad del mercado bursátil “anima a los inversores a retirarse del mercado” petrolero, remarcó Tim Evans, de Citi.

Los principales índices de la plaza financiera de Nueva York evolucionaban hacia el rojo tras el inicio de la jornada, afectados por comentarios de un responsable de la Reserva Federal estadounidense (Fed).

El presidente de la representación de la Fed en Chicago, Charles Evans, dijo que no descarta la idea de una disminución de la compra de bonos que realiza la entidad para ayudar a la economía.

Estas medidas han estimulado las inversiones en los activos más riesgosos, como las materias primas.

Los precios también se vieron afectados por la perspectiva de un mercado bien aprovisionado, con la reanudación de la producción en Libia y en un importante yacimiento petrolero en el Mar del Norte.

El gobierno libio anunció el lunes un retorno progresivo a la normalidad en los diferentes sitios de explotación en el oeste del país, que permanecían cerrados debido a un movimiento de protesta.

Paralelamente, “la producción de crudo del yacimiento petrolero de Buzzard en el Mar del Norte (de una capacidad de 200.000 barriles por día) se reanudó la noche pasada tras haber sido suspendida durante cinco días por mantenimiento”, dijeron los analistas de Commerzbank.

Del lado de la demanda, los inversionistas anticipan una reducción de las existencias de crudo estadounidense, un día antes de la publicación del informe oficial del Departamento de Energía.

Según las primeras estimaciones, las reservas podrían caer a su nivel más bajo en seis meses. La baja generalmente es bien recibida por los inversores, que ven en ella un signo del vigor de la demanda energética del primer consumidor mundial de crudo.

 

 

 

Síguenos por @800noticias