Se espera que el BCE mantenga su política en la zona euro | 800Noticias
800Noticias
Economía

FRANCFORT (AFP) – La mejora de varios indicadores económicos en la zona euro hace pensar a los expertos que el Banco Central Europeo (BCE), que celebra este jueves su reunión mensual, mantendrá sin cambios la actual política monetaria, incluidas las tasas históricamente bajas.

“El BCE quizás analizará medidas de estímulo adicionales pero en general, la necesidad de tales medidas ha disminuido este mes”, dice Christian Schulz, economista del banco Berenberg, quien opina que mantendrá los tipos de interés en el nivel históricamente bajo de 0,50% que rige desde mayo.

Tras la mejora de la actividad privada registrada en julio en la zona euro, anunciada la semana pasada, las buenas noticias han seguido llegando, aunque impera la prudencia.

El desempleo en la zona euro cesó de crecer en junio -aunque sigue al nivel récord de 12,1%- y el índice de confianza de empresarios y consumidores seguía mejorando en julio, llegando a su mayor nivel desde abril de 2012.

“Estos datos alentadores” apuntalan las previsiones de la institución monetaria de Fráncroft de que habrá una mejora económica en el segundo semestre, dice Clemente de Lucia, economista del banco francés BNP Paribas.

Al igual que hizo el miércoles la Reserva Federal estadounidense (Fed) que mantiene los estímulos, “no esperamos que el BCE cambie su actual política monetaria”, agrega, pues, recuerda, la “recuperación no reposa en bases sólidas”.

“Además, no hay presión de los precios y los costes y la inflación este año y el próximo estarán muy por debajo del objetivo del BCE” que es del 2%.

En julio, la subida de precios se mantuvo estable, al 1,6%.

Todo el mundo espera que el presidente del BCE, Mario Draghi, en su conferencia de prensa mensual prevista a las 12H30 GMT, reitere el compromiso adoptado el mes pasado de mantener la tasa principal en su nivel actual tanto como sea necesario, o incluso bajarla en caso de que la situación en la zona euro así lo aconseje.

Esta declaración, que rompió con la tradición de la institución de no dar ninguna pista sobre su política monetaria (o “forward guidance”), fue bien recibida por los analistas que consideran fundamental eliminar incertidumbres y tranquilizar a los inversores para mantener la calma de los mercados.

No obstante, aunque esta decisión fue adoptada por los 23 miembros del consejo de gobernadores, poco a poco han ido surgiendo discrepancias sobre su significado y su duración. Algo que sin duda, tendrá que aclarar Draghi este jueves.

El alemán Jörg Asmussen, miembro del directorio del BCE, ha dicho que esta orientación vale al menos por 12 meses, lo que el BCE se ha precipitado a desmentir alegando que formalmente no se ha fijado ningún plazo.

Asimismo, se espera en la reunión se debata la decisión del BCE de flexibilizar las garantías aceptadas por el BCE a cambio de la liquidez que presta a los bancos de la zona euro con el fin de incentivar el crédito a empresas y hogares.

Por otra parte, en un intento de mejorar la comunicación del BCE, existe el proyecto de que se publiquen las minutas de las reuniones del consejo de gobernadores y que hasta ahora se mantenían secretas por 30 años.

Ello para evitar que salieran a la luz posibles discrepancias y eventuales presiones a los gobernadores de los 17 bancos centrales de la zona euro, miembros del consejo de gobernadores, al igual que los seis miembros del directorio.

“Creo que es una nueva etapa indispensable”, dijo Draghi al diario alemán Süddeutsche Zeitung. La propuesta será sometida al consejo.

Síguenos por @800noticias