Fármacos experimentales para el ébola, entre el temor y la esperanza | 800Noticias
800Noticias
Salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS), decidió aprobar la utilización de fármacos y vacunas experimentales para combatir el brote de ébola que afecta a varias naciones de África occidental, algo que muchos temen, pero otros observan con gran esperanza.

Para el virólogo británico Jonatahn Ball, son grandes los riesgos que conlleva la utilización de medicamentos en fase de estudio. “No se puede decir con certeza que algo que funcionó en animales también sirve y es seguro para los humanos”, señaló el científico de la Universidad de Nottingham.

Consideró además, que podría dificultar los avances de los estudios clínicos. “Me preocupa que al final no se llegue a un fracaso aún mayor al de ahora”, indicó Ball, quien no obstante dijo entender la decisión del organismo sanitario internacional.

Dado el alto número de personas afectadas y la alta tasa de mortalidad existente, la OMS aceptó el uso de tratamientos en investigación, con fines potencialmente terapéuticos o preventivos, con el objetivo de intentar salvar la vida de los pacientes y frenar la epidemia. Con esta decisión, se minimiza un procedimiento que puede demorar varios años. El desarrollo de una molécula, hasta la comercialización del medicamento lleva entre 10 y 15 años de trabajo.

No obstante, alertó que para aplicar cualquier tipo de medicación se debía seguir una serie de criterios éticos, como la transparencia sobre la naturaleza del fármaco, el consentimiento informado, libertad de elección, confidencialidad, respeto a la persona, preservación de la dignidad y la implicación de la comunidad.

Por ahora, el ZMapp, un suero en ensayo, es uno de los productos autorizados por la OMS, que en breve será aplicado a dos médicos de Liberia. El fármaco ha sido utilizado con buenos resultados en dos estadounidenses infectados con el virus, aunque no impidió la muerte de un cura español recién fallecido.

También hay más de tres medicamentos adicionales en fase de investigación, que pertenecen a la categoría de antivirales, pero que nunca han sido probados en personas, sino únicamente en primates, sobre lo cuales han mostrado “una eficacia convincente”, dijo Marie-Paule Kieny, subdirectora de la OMS.

En tanto, Canadá envió a Ginebra una vacuna experimental, cuyos resultados en animales son alentadores.

El subdirector de Salud Pública de la Agencia Sanitaria de Canadá, Gregory Taylor, manifestó que se expidieron entre 800 y mil dosis del compuesto conocido como VSV-EBOV.

Kieny señaló que, además de estas potenciales vacunas, se están desarrollando medicamentos de dos tipos, pero resaltó la importancia de mantener las medidas clásicas de salud pública, como son, identificación rápida de casos, el aislamiento del enfermo y el rastreo de las personas que tuvieron contacto con él, así como las medidas tradicionales para el control de infecciones.

Por su parte, Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, anunció el desarrollo de planes para reforzar la respuesta global y poner el brote bajo control. Asimismo instó a los gobiernos a que evitaran el pánico y el miedo, y mencionó la necesidad urgente de abordar la escasez de médicos, enfermeras y equipamiento necesario, como trajes protectores y tiendas de aislamiento.

El estado de emergencia pública sanitaria de alcance internacional declarado por la OMS continúa vigente, Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona mantienen la mayoría de sus pasos fronterizos cerrados y algunas compañías aéreas han suspendido sus vuelos a dichos países en un intento por contener el virus.

A su vez, el Centro de Operaciones de Emergencia en Atlanta, Estados Unidos, está en alerta máxima, con el apoyo de un grupo de expertos en la zona afectada de conjunto con autoridades locales y especialistas de la agencia de Naciones Unidas.

“Sabemos cómo detener el ébola. No será rápido ni fácil, pero estamos trabajando juntos con nuestros socios estadounidenses e internacionales y el liderazgo de los países africanos afectados, y juntos lo vamos a lograr, aseveró Tom Frieden., director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

De acuerdo con los CDC, el principal objetivo de los expertos en este momento es detener el avance del brote y para ello se están dando a la tarea de encontrar a todas las personas infectadas e identificar a todos sus contactos.

En marzo pasado fueron detectados en Guinea los primeros casos del actual brote de ébola, que actualmente afecta a Liberia, Sierra Leona y Nigeria. Ha sido descrita como el peor desde que su descubrimiento hace cuatro décadas.

Más de mil decesos y cerca de mil 800 afectados es el saldo dejado hasta el momento por la enfermad, que se transmite al ser humano por animales salvajes y se propaga entre personas por contacto directo con la sangre, líquidos biológicos o tejidos infectados.

 

Información Prensa Latina

Síguenos por @800noticias