Pesar del Papa a diez años de la tragedia de disco en Argentina | 800Noticias
800Noticias
Religión

Buenos Aires, Argentina | AFP | El papa Francisco manifestó su pesar este martes al cumplirse diez años del trágico incendio de una disco de Argentina que dejó 194 muertos, en un mensaje leído durante una misa en la catedral de Buenos Aires.

“No puedo olvidar aquella noche y los días subsiguientes recorriendo los hospitales”, escribió el pontífice en una carta de su puño y letra ante cientos de personas que se reunieron en el templo.

La mayor tragedia no natural que tuvo lugar en Argentina la noche del 30 de diciembre de 2004 en la disco Cromagnon, en el barrio porteño de Once, donde miles de jóvenes se habían dado cita para escuchar a la banda de rock “Callejeros”.

“Hoy, diez años después, rezo con ustedes y sigo caminando con ustedes”, señaló el Papa, en referencia a los familiares de las víctimas y los sobrevivientes, muchos de ellos presentes en la ceremonia religiosa.

La fatífica noche fue recordada este martes con actividades artísticas, mesas debate, muestras de fotografías, conciertos y marchas en distintos puntos de Buenos Aires, como las plazas de Mayo y Once.  

En Plaza de Mayo, frente a la sede presidencial, se instalaron 194 copas con cirios, en memoria de cada víctima, junto a flores y pancartas.

El incendio fue provocado por una bengala lanzada desde el público que incendió el revestimiento plástico del techo, un material que estaba prohibido y que generó un gas tóxico que envenenó a la mayoría de las víctimas.

Otras murieron por asfixia o aplastamiento bajo decenas de cuerpos que pugnaron por salir por las puertas de emergencia, que estaban cerradas con candados.   

El hecho se ventiló en los tribunales en 2009 y fueron condenados a prisión los seis músicos de Callejeros, su mánager, el gerenciador y promotor cultural, el dueño del local, un subcomisario, dos policías y tres funcionarios de la alcaldía.  

También generó la destitución por juicio político del entonces alcalde Aníbal Ibarra, absuelto luego por la justicia.

Una resolución de la Corte Suprema de agosto pasado dejó en libertad a 10 de los detenidos y sus condenas quedaron bajo revisión, entre ellos la de Patricio Fontanet, el exlíder de la banda, quien volvió a cantar en público, aunque con custodia por miedo a represalias.