Papa envía nuevo cuestionario sobre divorciados y homosexuales | 800Noticias
800Noticias
Religión

Ciudad del Vaticano, Roma | AFP | El papa Francisco envió a las diócesis de todo el mundo un nuevo cuestionario que aborda temas como la homosexualidad y la comunión para los divorciados que se vuelven a casar con el fin de preparar el segundo sínodo sobre la familia de octubre del 2015.

Junto con el cuestionario, el papa envió las conclusiones del primer sínodo sobre la familia celebrado en octubre pasado, en el que logró que las bases de la Iglesia abran por primera vez los debates sobre varios temas tabú, entre ellos la homosexualidad, el divorcio entre católicos, la convivencia y hasta la poligamia.

“Hay que proseguir con el trabajo y no comenzar de cero”, pide el pontífice, que tras los debates en el Vaticano, todos consultables online, interroga a las iglesias locales de todo el mundo sobre los “posibles pasos” a seguir.

“La pastoral sacramental en lo que se refiere a los divorciados que se han vuelto a casar necesita de una mayor profundización, evaluando también la práctica ortodoxa y teniendo presente la distinción entre la situación objetiva de pecado y las circunstancias atenuantes. ¿Cuáles son los pasos posibles? ¿Qué sugerencias para remediar los impedimentos no necesarios?”, pregunta el Vaticano.

En el nuevo cuestionario, formado por 46 preguntas, se interroga sobre cómo se puede hacer “más accesible y ágil, posiblemente gratuito”, el proceso para la anulación del matrimonio católico, uno de los asuntos que suscitan más críticas entre los creyentes por su alto y engorroso costo.

El papa argentino insta también a la iglesia y a los católicos a “discernir los elementos positivos y negativos de la vida de las personas casadas por lo civil”, así como sobre los que viven libremente.

Igualmente invita a valorizar el matrimonio católico y la cultura de encuentro.

Ante el aborto, otro tema tabú, el papa interroga sobre la mejor manera de luchar contra esa “plaga”, de manera de promover “una cultura de la vida”.

El primer sínodo de obispos sobre la familia convocado por el papa Francisco se clausuró en octubre pasado con la aprobación de un documento que no logró el consenso de la mayoría de los prelados sobre los homosexuales y los divorciados.

La “Relatio Synodi”, como se llama el documento final, fruto de dos semanas de encendidos debates en el Vaticano sobre los problemas de la familia moderna, generó divisiones dentro del episcopado mundial.

Las respuestas del segundo cuestionario servirán para elaborar el documento base para el Sínodo Ordinario del 2015.

Al término de ese largo proceso, el papa decidirá las reformas que adoptará.