Obispos católicos alertan sobre inseguridad en Perú | 800Noticias
800Noticias
Religión

Lima, Perú | AFP | La Conferencia Episcopal Peruana, que agrupa a los prelados católicos del país, alertó este viernes sobre los niveles que alcanzó la corrupción, el narcotráfico y la inseguridad ciudadana, en un contexto marcado por la amenaza de muerte a cinco sacerdotes.

 

“Observamos con enorme preocupación cómo se incrementa la violencia: robos, asaltos y asesinatos”, señaló un comunicado episcopal entregado a la prensa al cierre de una asamblea plenaria ordinaria que reunió a todos los obispos de Perú, país con una aplastante mayoría católica.

 

Los representantes de la iglesia exhortan al gobierno a tomar “acciones decididas contra la corrupción, el narcotráfico y la violencia cotidiana”.

 

“En este documento ponemos el dedo sobre la llaga de la corrupción y de tantas cosas que no funcionan bien”, afirmó el obispo Fortunato Pablo Urcey, secretario general del Episcopado.

 

El prelado advirtió a los periodistas que “si seguimos por este camino de la corrupción, del sicariato, de la violencia verbal y física, dentro de poco vamos a estar a la altura de México”.

 

“Actualmente hay autoridades de todo nivel con prisión preventiva, requisitoriados o en proceso de investigación de sus respectivas gestiones administrativas y financieras”, destacan el texto al aludir a la corrupción pública.  

 

Los obispos resaltaron también que en las elecciones regionales de octubre 2014 “se evidenció un número muy importante de candidatos vinculados al narcotráfico y la corrupción, algunos de los cuales han sido elegidos”.

 

El pronunciamiento se produce dos días después que el gobierno anunciara que brindaría custodia policial a cinco sacerdotes que fueron amenazados de muerte por denunciar actos de corrupción y la alta criminalidad que se registra en el Callao, el puerto vecino a Lima y una de las zonas más violentas del país.

 

La delincuencia y la inseguridad se han convertido en la piedra en el zapato del presidente Ollanta Humala desde hace varios meses, según todos los sondeos. En Lima, cuya población supera los nueve millones, un 82% de limeños dice sentirse inseguro al salir de sus casas, de acuerdo a encuestas de agosto 2014.

 

El incremento de robos y asaltos, sumado al auge del sicariato, que se ha convertido en una modalidad de asesinato común principalmente entre narcotraficantes, contribuyeron a elevar los niveles de inseguridad en Perú, según los analistas.

 

Perú ha sido señalado como uno de los principales productores mundiales de cocaína, con más de 300 toneladas anuales, según la ONU.