Ucrania mantiene rechazo a oferta rusa sobre el gas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BRUSELAS, (AFP) – Las negociaciones trilaterales entre la Unión Europea (UE), Rusia y Ucrania sobre el gas terminaron este miércoles en Bruselas sin un acuerdo sobre cómo fijar, por contrato, el precio por los 1.000 m3 de fluido.

Esta nueva ronda de negociaciones, que había comenzado tras el anuncio del gigante ruso Gazprom de posponer hasta el lunes el paso a un sistema de prepago para el suministro de gas a Ucrania si este no paga su deuda, terminó poniendo en evidencia las diferencias que persisten.

El ministro ucraniano de Energía, Yuri Prodan, mantuvo el rechazo de su país a aceptar el precio del gas que propone Moscú, lo que hizo poco después de que el presidente Vladimir Putin conminara a Kiev a aceptar “el precio final” de 385 dólares, con una rebaja incluida de 100 dólares, por 1.000 m3.

“La posición no cambió”, dijo en conferencia de prensa. “Ucrania quiere negociar un precio aceptable basado en condiciones de mercado, que respeten las reglas de definición de precios en los mercados europeos”, añadió en conferencia de prensa.

“El mecanismo de cálculo de precio propuesto por Rusia, es un mecanismo político, propone un descuento pero ya vimos cómo de la noche a la mañana lo revoca”, añadió.

“La parte rusa llegó con una propuesta concreta”, dijo por su parte el ministro ruso, Alexander Novak. Esto es un precio de 385 dólares, que incluye una rebaja de 100 dólares vigente durante un año y que se aplicaría a la deuda que mantiene Kiev con Moscú.

“Durante el periodo de consultas, que lleva más de un mes, Rusia siguió entregando gas a Ucrania y a la UE, pero pensamos que es hora de cerrar esta negociación y tomar decisiones de compromiso”, finalizó.

A su vez, el comisario europeo de Energía, Gunther Oettinger, que ofició de mediador entre las partes, explicó en conferencia de prensa que las negociaciones establecieron una base común sobre el precio, alrededor de 385 dólares, los volúmenes entregados y el plazo de vigencia, de doce meses a los que se pueden sumar otros tres meses.

Esta solución permitiría “cubrir el próximo invierno (boreal)” y constituir reservas para la primavera 2015 sin un corte en el suministro para Ucrania, subrayó, por donde transita un 15% de las importaciones europeas de gas ruso.

“Debemos utilizar los próximos días (hasta el lunes) en nuestro favor”, dijo Oettinger, agregando que todas las partes, incluido a nivel de jefes de Estado, permanecerán en contacto para alcanzar un acuerdo.

No se fijó sin embargo ninguna reunión de aquí al lunes, día en que Kiev debe saldar un nuevo tramo de su deuda con Gazprom.

Síguenos por @800noticias