Tropas canadienses intercambian disparos con el grupo Estado Islámico en Irak | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Ottawa, Canadá | AFP | Fuerzas especiales canadienses intercambiaron disparos con combatientes del grupo Estado Islámico (EI) en territorio iraquí en los últimos días, informó este lunes el general Michael Rouleau.

 

Los canadienses quedaron bajo tiros de morteros y ametralladoras mientras entrenaban tropas iraquíes cerca de la frontera y respondieron el ataque en un acto que el comandante de las fuerzas especiales de Canadá describió como de legítima defensa.

 

Rouleau dijo que el enfrentamiento ocurrió la semana pasada. Fue “la primera vez que hemos recibido y respondido con fuego” en Irak, donde el grupo extremista ha invadido varias áreas.

 

“Mis tropas han completado una sesión de planificación con altos líderes iraquíes varios kilómetros atrás de las fronteras”, dijo Rouleau en un reporte de prensa sobre el conflicto.

 

“Cuando avanzaron para confirmar la planificación en el frente visualizando lo que habían discutido en el mapa, se vieron inmediatamente bajo fuego de morteros y ametralladoras”. 

 

El general dijo que los canadienses usaron francotiradores para “neutralizar ambas amenazas” y que ninguno de sus soldados resultó herido. 

 

Estados Unidos ha reportado previamente haber lanzado misiones de rescate sin éxito contra el EI en la vecina Siria, pero fuerzas occidentales nunca han estado oficialmente en combate terrestre con el grupo. 

 

Una coalición internacional liderada por Estados Unidos ha estado llevando a cabo ataques aéreos en Irak y Siria desde el año pasado. 

 

Se trata de los primeros enfrentamientos terrestres entre soldados de la coalición internacional y combatientes de la organización yihadista.

 

Hasta ahora Canadá se había limitado a desplegar aviones y fuerzas especiales en Irak, aunque había señalado que sus soldados en el terreno se limitarían a dar formación a las tropas iraquíes y milicianos kurdos.

 

El 7 de octubre, diputados canadienses aprobaron la participación militar de su país durante seis meses en la coalición internacional contra el grupo EI en Irak. Se trata de la primera intervención militar del Ejército canadiense desde la campaña aérea en Libia en 2011.

 

La intención de la campaña es “debilitar las capacidades del EI, más particularmente su capacidad de tener movimientos militares de gran envergadura o de tener bases en territorios abiertos”, precisó entonces el primer ministro Harper.

 

La misión canadiense tiene seis aviones de caza F-18, 600 soldados y personal militar adicional. También hay 69 consejeros militares de las fuerzas especiales entrenando y asesorando tropas iraquíes en tierra, pero sin entrar en combate. 

 

El despliegue de Canadá debe terminar en abril, a menos que el parlamento extienda la misión. 

 

El grupo EI ganó notoriedad internacional en agosto pasado, cuando sus combatientes y otros de otras milicias arrasaron la ciudad de Mosul, al norte de Irak, y luego invadieron franjas de territorio al norte y al oeste de Bagdad, amenazando con invadir la capital.

 

Los gobiernos occidentales temen que eventualmente EI podría atacar en el extranjero, pero su mayor preocupación inmediata es que gane espacios en Irak y Siria, y el eventual regreso a casa de combatientes extranjeros.

 

El presidente estadounidense Barack Obama ha esbozado planes para la amplia coalición internacional con la finalidad de “degradar significativamente” el grupo en Irak y Siria.

 

Síguenos por @800noticias