Socialdemócrata Ponta gana primera vuelta de presidenciales en Rumanía | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BUCAREST, (AFP) – El primer ministro socialdemócrata Victor Ponta venció el domingo por estrecho margen en la primera vuelta de la elección presidencial en Rumanía, a pesar de los temores sobre su posición respecto a la lucha anticorrupción en uno de los países más pobres de la Unión Europea.

Tras el recuento del 56% de los votos, este ex fiscal de 42 años obtenía el 39,57% de los sufragios, frente al 30,19% de su adversario conservador Klaus Iohannis, anunció la comisión electoral.

Los sondeos a boca de urna también daban como vencedor al socialdemócrata (entre un 41,5% y un 38,2% de los votos) contra Iohannis (entre un 32,1% y un 31,2%).

Los dos líderes se enfrentarán en la segunda vuelta, el 16 de noviembre.

“Me alegro de que un gran número de rumanos hayan confiado en mi programa, que busca desarrollar Rumanía y poner fin a la discordia”, declaró Ponta.

“Hago un llamamiento a todos los rumanos que no quieren dar todo el poder a un solo partido a apoyarme”, aseguró por su parte Iohannis, perteneciente a la minoría alemana del país, seguro de su victoria en la segunda vuelta.

 

– Segunda vuelta abierta –

 

Para el sociólogo Mircea Kivu, la victoria en la segunda vuelta “dependerá de la consigna [de voto] que darán los candidatos eliminados en la primera vuelta”.

Así, la ex ministra de Justicia Monica Macovei, icono de la lucha anticorrupción, debería instar a votar por Iohannis, mientras que el exprimer ministro Calin Popescu Tariceanu lo haría por Ponta, indicó a la AFP Kivu.

Victor Ponta, primer ministro desde 2012, destacó especialmente durante la campaña su balance económico.

Rumanía, el segundo país más pobre de la Unión Europea por detrás de Bulgaria, tuvo en 2013 una de las tasas de crecimiento más altas del bloque, un 3,5%, si bien el crecimiento previsto en 2014 es de un 2,2% del PIB.

El conservador Klaus Iohannis, de 55 años, se comprometió por su parte a ampliar a todo el país el modelo de desarrollo económico de su ciudad natal, Sibiu (centro), que gobierna desde 2000.

No obstante, uno de los principales temas de estas presidenciales, a las que estaban convocados unos 18,3 millones de electores, era el de la independencia de la justicia y la posición del próximo mandatario respecto a la lucha contra la corrupción.

Ponta se ha comprometido a proteger la independencia de la justicia. Sin embargo, no ha dejado de criticar a la fiscalía anticorrupción, acusándola de partidista coincidiendo con una cascada de investigaciones a políticos.

El nuevo jefe de Estado, que es elegido para un mandato de cinco años, pondrá fin a los diez años de poder del presidente saliente de centro derecha, Traian Basescu.

El presidente de Rumanía es responsable de la política exterior y de los nombramientos de altos funcionarios, incluyendo los jefes de la fiscalía.

Al cierre de las votaciones, los colegios electorales en el extranjero aún tenían filas de espera, lo que provocó las críticas de la oposición. La televisión rumana informó de incidentes en París, Londres y Viena.

El presidente saliente, que renovó su mandato en 2009 gracias especialmente a los votos de los rumanos residentes en el extranjero, pidió la dimisión del ministro de Relaciones Exteriores por “impedir a los rumanos ejercer su derecho al voto”.

Síguenos por @800noticias