Rousseff apunta a la yugular de Marina Silva para asegurarse las elecciones de Brasil | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BRASILIA, (AFP) – La arremetida de la candidatura de Marina Silva, hoy favorita para ganar las elecciones de Brasil, obligó a un cambio de estrategia de sus adversarios: Dilma Rousseff apunta a su yugular mientras Aecio Neves, casi fuera de carrera, apostará por una posible alianza.

A casi un mes de los comicios, Silva, popular ecologista y candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), alcanzó por primera vez a la presidenta Rousseff, aspirante a la reelección (PT, Partido de los Trabajadores, izquierda) en la intención de voto para la primera vuelta, con 34% cada una. Según sondeos, le ganaría en la segunda vuelta por 10 puntos.

Marina se convirtió en candidata presidencial inesperada tras la muerte de su compañero de fórmula Eduardo Campos – inicialmente era la aspirante a vicepresidente-, del Partido Socialista, en un accidente aéreo el 13 de agosto.

“Hasta hace dos semanas la candidatura del PSB, con Silva en la fórmula, estaba tercera. Hoy, Marina es la novedad de la elección y tiene gran competitividad. En dos semanas cambió todo. De aquí a un mes, todo puede pasar”, dijo a la AFP el analista político André Cesar, de la consultora Prospectiva.

-A la yugular –

“Dilma ya le fue encima, va a atacar y se va a exponer, porque es la única forma que tiene para derrotarla, no hay otro camino. Aunque eso puede ser un boomerang”, consideró César.

En el debate de la víspera, Rousseff aprovechó casi todas sus oportunidades para encarar a Silva, candidata del Partido Socialista (PSB) y la acusó de no explicar claramente cómo cumplirá promesas como el destinar 10% del PIB para la educación y un mayor presupuesto para salud o pasajes estudiantiles.

Rousseff también salió a defender una norma para criminalizar la homofobia, proyecto que inicialmente estaba en el plan de gobierno de Silva, pero que fue retirado, aparentemente, para evitar conflictos con el electorado evangélico, religión que Marina profesa.

“Rousseff va a buscar espacios en los que Marina puede tener problemas. La política económica, su relación con los negocios agrícolas (importante actividad productiva del país) en su condición de ambientalista. Además de qué tipo de alianzas va a hacer para garantizar la gobernabilidad desde el Congreso”, agregó César.

-Cauteloso Aecio –

Empujado al tercer lugar, al socialdemócrata Aecio Neves (PSDB) le queda buscar espacio para alianzas. “Tiene que medir cuidadosamente sus ataques a Marina, dado que podría ser su aliado para hacerla ganar en segunda vuelta”, dijo el analista político David Fleischer.

“La candidatura de Aecio ya perdió musculatura, y va a tener que medirse en sus ataques, buscando tal vez aproximarse a Marina”, comentó César. En el último debate televisivo, Neves prefirió apuntar sus armas contra Rousseff, aunque también se ha dado espacio para criticar la “falta de coherencia” en las propuestas de Silva, a la que ha llamado una candidata “amateur”.

La ecologista fue integrante del PT, parlamentaria e incluso ministra del Medio Ambiente de Luiz Inacio Lula da Silva. Dejó esa agrupación en el 2009 y fue candidata presidencial al año siguiente con el minúsculo Partido Verde, con el que obtuvo 20% de los votos. El año pasado, ante la imposibilidad de inscribir un partido, se alió con el PSB.

-Fenómeno Marina –

Silva es una de las pocas figuras políticas que no vio deteriorada su imagen durante las protestas de junio del 2013, en demanda de mejoras en transporte, salud y educación. “Es evidente que Marina Silva se está llevando electores que inicialmente preferían o a Rousseff o a Neves, pero que forman parte de ese 70% de la población que quieren cambios reales”, dijo Fleischer.

Y el apoyo ganado por Marina, según muestran los propios sondeos, viene del sector sudeste del país, donde están Rio de Janeiro y Sao Paulo, epicentros de las protestas. “Marina gana fuerza allá, es una alternativa. Ella tiene el rostro de la protesta”, aseguró César de Prospectiva. Rousseff sigue conservando el apoyo en el noreste, donde están las regiones más pobres y donde el gobierno focaliza sus programas sociales.

“Las últimas encuestas muestran que el ‘fenómeno Marina’ no es sólo una reacción a la muerte de Campos, sino que llegó para quedarse (…) Si Marina sigue aumentando su posición en las encuestas en detrimento de Rousseff, podría hasta ganar en primera vuelta”, consideró Fleischer.

Síguenos por @800noticias