Reino Unido, Dinamarca y Bélgica se unen a la coalición contra el Estado Islámico | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

LONDRES, 26 septiembre 2014 (AFP) – Reino Unido, Dinamarca y Bélgica pasaron a engrosar este viernes las filas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos para llevar a cabo ataques aéreos contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Irak.

El parlamento británico dio luz verde, por 524 votos a favor y 43 en contra, a la participación de Reino Unido en la ofensiva. Pero si Cameron quiere extender la campaña a Siria, como ha hecho Washington, tendrá que volver a pedir permiso a sus diputados.

El texto autoriza el “recurso a los ataques aéreos” en Irak, pero rechaza el despliegue de tropas sobre el terreno.

De esta forma, seis cazabombarderos británicos Tornado basados en Chipre podrán entrar pronto en acción, aunque “no esta noche” del viernes, precisó el ministro de Defensa, Michael Fallon.

El parlamento belga también dio luz verde a una intervención en Irak únicamente. Otros seis aviones de combate F-16 salieron del país en dirección a Jordania y podrían intervenir “a partir de mañana”, sábado, dijo el titular de Defensa, Pieter De Crem.

Dinamarca también anunció este viernes el despliegue de siete F-16 en Irak.

Y Australia y Grecia anunciaron la entrega de material militar a los combatientes kurdos en Irak.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que la posición de su país sobre la lucha contra el EI había cambiado tras la liberación de un grupo de rehenes turcos, dando a entender que podría unirse a la coalición militar internacional contra el grupo yihadista.

 

En Siria se llevaron a cabo este viernes, por tercer día consecutivo, ataques contra las instalaciones petroleras controladas por los yiadistas en la provincia de Deir Ezor (este), según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los ataques también se dirigieron a un centro de comando del EI cercano a Al Mayadin, en la misma provincia, así como a instalaciones petroleras y a una base de los yihadistas en la provincia de Hasaka (noreste), precisó esta misma fuente.

El EI suspendió la extracción de petróleo en seis campos que controla en Deir Ezor por miedo a los bombardeos estadounidenses, quedándose así sin una importante fuente de ingresos, informaron este viernes habitantes de la zona.

“La extracción del petróleo cesó a causa de la situación de inseguridad. Todos los campos están parados con la excepción del de Coneco que suministra el gas necesario para la producción eléctrica de seis provincias”, afirmó a la AFP Leith al Deiri, que vive en la ciudad de Deir Ezor.

“La extracción en los campos se ha suspendido temporalmente. No hay intermediarios ni clientes que vayan a los campos porque tienen miedo de los bombardeos”, aseguró Rayan al Furati, quien se fue de Deir Ezor hace diez días pero sigue en contacto con habitantes de la provincia.

Desde julio, el EI controla la mayoría de la provincia petrolera de Deir Ezor y la mayor parte de los campos petroleros de la región, según el OSDH, una ONG con sede en Reino Unido.

El EI produce más petróleo que el gobierno sirio. El ministerio de Petróleo sirio estima que los yihadistas extraen 80.000 barriles diarios mientras que la producción gubernamental cayó hasta los 17.000 barriles diarios.

El Pentágono confirmó estos ataques sobre Siria, que destruyeron carros del EI en Deir Ezor, así como contra posiciones de este grupo sunita ultrarradical en la región de Kirkuk (norte de Irak), y al oeste de Bagdad.

Uno de los ataques de la coalición mató este viernes a un importante jefe cuando se desplazaba en moto en el este de Siria, según el OSDH.

Desde el inicio de los ataques sobre Siria, el martes, murieron 141 yihadistas, de los que 129 eran extranjeros y 84 estaban afiliados al EI, según el OSDH.

El general estadounidense Martin Dempsey afirmó que para recuperar el territorio ocupado por los yihadistas en Siria se necesitaría una fuerza de entre 12.000 y 15.000 rebeldes.

Entre tanto, en la frontera de Turquía con Siria, cientos de kurdos turcos derribaron la valla que separa a ambos países e ingresaron en territorio sirio con el fin de unirse a las fuerzas kurdas que luchan contra los yihadistas, constató la AFP.

Por otra parte, varias ceremonias recordaron este viernes a Hervé Gourdel, el guía de montaña francés decapitado en Argelia por el grupo yihadista Yund al Jilafa, vinculado al EI.

“Nosotros, musulmanes de Francia, decimos alto a la barbarie”, declaró el presidente el Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), Dalil Boubakeur, ante la Gran Mezquita de París, donde cientos de personas, incluyendo a representates de otros cultos y políticos de diferentes partidos, recordaron a Gourdel.

Según los servicios secretos estadounidenses, más de 15.000 combatientes de más de 80 países diferentes se unieron a las filas de los grupos yihadistas en Irak y en Siria.

Síguenos por @800noticias