Rafael Correa es investido doctor ‘honoris causa’ por la Universidad de Barcelona | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

BARCELONA, (AFP) – El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue investido este miércoles doctor ‘honoris causa’ de la Universidad de Barcelona (UB) por su política económica y educativa destinada a reducir las desigualdades existentes en su país, título que dedicó a los emigrantes ecuatorianos.

En el paraninfo de la universidad, completamente lleno, Correa recibió del rector de la UB, Dídac Ramírez, un birrete naranja, un anillo y unos guantes blancos que lo acreditan como nuevo doctor de la facultad de Economía de este centro.

“Me siento muy, muy honrado de recibir el doctorado ‘honoris causa’ de una universidad tan histórica y tan prestigiosa. Un doctorado que acepté lo más rápido posible antes de que se dieran cuenta del error que estaban cometiendo”, bromeó Correa al iniciar su discurso.

El presidente, economista y académico, fue elogiado por los catedráticos de la universidad española, que destacaron su política económica igualitaria en Ecuador y su empeño en mejorar el maltrecho sistema educativo del país como base del futuro crecimiento.

“El doctor Correa ha contribuido de forma muy destacada tanto en su análisis económico como con sus políticas económicas realmente al servicio de los intereses colectivos del conjunto de la sociedad”, afirmó el catedrático de Teoría Económica Joan Tugores.

“Ecuador destaca como uno de los tres países que más ha avanzado en equidad social”, añadió por su parte el catedrático de Didáctica de las Ciencias Sociales, Joaquim Prats, definiendo la política educativa de Correa como “una de las transformaciones educativas más destacadas que conocemos”.

Con numerosos emigrantes ecuatorianos en la sala, el presidente de la república decidió dedicar el doctorado a esta comunidad, con la que se había reunido el martes.

“Permítanme dedicar este ‘honoris causa’ a mis hermanos migrantes y a la hospitalidad y apertura que han tenido con ellos Cataluña y su gente”, dijo Correa.

“Ojalá se entienda que esos emigrantes son exiliados de la pobreza, de la ruina en que nos dejó una de las peores crisis de la historia de Ecuador. La principal causa de esa crisis fue la liberalización financiera de 1994 en pleno fundamentalismo neoliberal”, prosiguió el presidente.

En un discurso marcadamente político, en el que arremetió contra las políticas neoliberales y el sector financiero, Correa recordó la importancia de las remesas monetarias de los emigrantes ecuatorianos a su país durante la crisis de inicios de siglo.

“Después de aquella terrible crisis, al país lo mantuvieron los pobres. Solamente aquellos a quien el propio país les negó un futuro. Los emigrantes son nuestros héroes”, afirmó, despertando un cerrado aplauso del público.

Correa criticó las políticas de austeridad dominantes en Europa para salir de la crisis, en contraste con la inversión pública y los estímulos económicos que aplicó él en su país.

“Los ecuatorianos somos expertos en crisis porque las hemos sufrido todas. Con preocupación vemos que aquí (en Europa) se están cometiendo los mismos errores que nosotros cometimos”, advirtió Correa.

“El gran desafío de la humanidad del siglo XXI, la superación de la crisis, pasa por liberar a las grandes mayorías del poder de las elites”, apuntó para terminar su discurso de casi una hora y media.

Tras dos jornadas en Barcelona, el presidente ecuatoriano proseguirá su gira europea en Madrid, donde se reunirá con el jefe de gobierno español Mariano Rajoy y el rey Juan Carlos.

El sábado se desplazará a Italia, donde visitará Génova, ciudad con una importante comunidad ecuatoriana, y el domingo asistirá a la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII en el Vaticano.

Síguenos por @800noticias