Putin y Poroshenko inician un diálogo para pacificar Ucrania | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Normandía ha propiciado un inicio de deshielo en la crisis de Ucrania. Las celebraciones por el 70 aniversario del desembarco a Normandíafacilitaron el primer encuentro cara a cara en meses entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente ruso, Vladímir Putin. Otra conversación entre Putin y el presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, abre la posibilidad de evitar una guerra civil. La memoria compartida —EE UU, Rusia y Ucrania, entonces una república soviética, lucharon juntos contra Hitler— engrasa la diplomacia.

Por primera vez desde las elecciones presidenciales ucranias, el 25 de mayo, Putin y Poroschenko —un magnate que quiere aproximar Ucrania a la Unión Europea y que el Kremlin ve con desconfianza— hablaron este viernes. Ocurrió antes del almuerzo de los jefes de Estado y de Gobierno, en el castillo de Bénouville (Normandía), un lugar clave de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial.

Entre los cementerios con miles de cruces blancas y frente la inmensidad de las playas normandas donde el 6 de junio de 1944 10.000 jóvenes murieron o quedaron heridos —un lugar sagrado de la historia europea—, se insinuaron las primeras señales de aproximación entre Kiev y Moscú. Un portavoz del Kremlin dijo en Moscú que los líderes de ambos países compartían en el deseo de terminar cuanto antes con “el baño de sangre” y los “combates en ambos lados”, según la agencia Reuters.

Un portavoz del presidente francés,François Hollande, describió el diálogo como “un avance provisional”, según la citada agencia. También explicó que ambos acordaron mantener un diálogo en los próximos días para alcanzar un alto el fuego entre las fuerzas gubernamentales ucranias y los grupos prorrusos del este del país. Putin tiene previsto enviar un embajador a Kiev el sábado y podría reconocer la elección de Poroshenko.

Francia se ha esforzado en las últimas semanas para ejercer de mediador en Ucrania. Hollande invitó en el último momento a Poroshenko a Normandía, un día antes de asumir oficialmente el cargo el sábado. A dónde llevará el diálogo esbozado en Normandía es una incógnita. EE UU ha desconfiado hasta ahora de las promesas y declaraciones de Putin. El presidente ruso, por ejemplo, negó cualquier implicación en la secesión de la región ucrania de Crimea para anexionarla después.

En el almuerzo, fue el turno de Putin y Obama, que no se habían reunido desde que estalló la crisis en Ucrania. Durante estos meses han hablado varias veces por teléfono. Ambos mantienen una relación profesional, según Obama.

La conversación fue “informal” y duró entre 10 y 15 minutos, según Ben Rhodes, consejero de Obama. Antes, durante la foto de familia de los líderes, con los fotógrafos presentes, los presidentes norteamericano y ruso se habían rehuido. Una de las exigencias de Obama a Putin es que dialogue con Kiev, un punto que podría cumplirse si los contactos de Normandía prosperan. También exige a Putin que selle la frontera rusoucrania al tráfico de armas y fuerce a los rebeldes a abandonar la violencia.

“Putin y Obama hablaron de la necesidad de acabar con la violencia y los combates lo antes posible”, dijo el portavoz de Putin, Dmitry Pesko, según la agencia Associated Press.

El jueves, al término de una reunión de los países más industrializados en Bruselas, de la que Putin quedó excluido por sus acciones en Ucrania, el presidente de EE UU dijo confiar en que el presidente ruso “se mueva en la dirección adecuada” si quiere evitar nuevas sanciones económicas.

La Casa Blanca ve señales positivas en la retirada de las tropas rusas estacionadas en los últimos meses cerca de la frontera con Ucrania y en el hecho de que Moscú no torpedease las elecciones en las que salió elegido Poroschenko. Pero teme que la agitación de los milicianos prorrusos provoque una guerra civil.

En un discurso en Sword Beach, una de las playas del desembarco, Hollande insistió en reconocer el papel de Rusia y la Unión Soviética —un papel con frecuencia soslayado en las celebraciones de Normandía— en la derrota de la Alemania nazi. Entre el jueves y el viernes también se reunieron con Putin Hollande, el primer ministro británico, David Cameron, y a canciller alemana Angela Merkel.

 

Información http://internacional.elpais.com/internacional/2014/06/06/actualidad/1402059707_057619.html

Síguenos por @800noticias