Primera sesión de protonterapia para Ashya King en Praga | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

PRAGA, (AFP) – El niño británico Ashya King, que sufre de un tumor cerebral, fue sometido el lunes “sin complicaciones” a la primera de las 30 sesiones de terapia con protones en un centro especializado de Praga, se supo de fuente médica.

“Hoy llevamos a cabo una primera radiación, en conformidad con nuestros planes. No hubo ninguna complicación imprevista, continuaremos mañana”, declaró a la prensa Jiri Kubs, médico jefe del Centro de Terapia de Protones de Praga (CTP).

El caso de Ashya, de cinco años, tuvo gran impacto internacional con una cacería humana lanzada contra sus padres, quienes lo sacaron clandestinamente el mes pasado de un hospital británico.

El pequeño Ashya, hospitalizado desde el lunes pasado en otro establecimiento de Praga, Praga-Motol, llegó al CTP el lunes de mañana llevando en sus brazos a una jirafa celeste de peluche.

“Todo el procedimiento lleva dos o tres horas, incluyendo unos 40 o 50 minutos en la cámara de radiación. El paciente sólo recibe radiaciones durante unos pocos minutos”, precisó el Dr. Vladimir Vondracek, otro especialista del CTP.

La protonterapia, que no se aplica en Gran Bretaña, consiste en destruir las células cancerosas irradiándolas con un haz de protones, focalizado en las lesiones y que evita los tejidos sanos.

En cada sesión, el niño debe recibir anestesia general para permanecer totalmente inmóvil, según las explicaciones de los médicos del CTP.

Los especialistas del CTP prepararon una máscara especial de fijación y un cojín a medida para este niño.

“Hay una tasa de supervivencia de 70 a 80% para la enfermedad que tiene Ashya. Nosotros tenemos muchos motivos para esperar un restablecimiento completo”, según el Dr. Barbora Ondrova del CTP.

El niño está acompañado en Praga por sus padres, que lo sacaron sin autorización de un hospital de Southampton (Inglaterra), antes de transportarlo a Málaga (España).

Sus padres, que consideraban que el tratamiento seguido por su hijo en Southampton era demasiado agresivo, decidieron llevarlo a Praga para que recibiera una protonterapia.

 

Para financiar ese tratamiento, decidieron vender una casa que tienen en España, por lo que viajaron a ese país, donde fueron detenidos, a petición de Londres, y luego puestos en libertad.

Síguenos por @800noticias