Presidente uruguayo Tabaré Vázquez anuncia guerra al alcohol | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Montevideo, Uruguay | AFP. El flamante presidente uruguayo Tabaré Vázquez anunció el domingo que desarrollará acciones “muy fuertes” contra el consumo de alcohol, como las que promovió durante su primer gobierno (2005-2010) contra el tabaco, que enfrentaron al país con la tabacalera Philip Morris.

 

En un discurso difundido por cadena nacional en el que anunció las medidas que planea implementar en los próximos cinco años, Vázquez dijo que “se profundizarán los programas de salud mental así como los referidos a la prevención y control del consumo de tabaco, drogas y alcohol”.

“Con referencia al alcoholismo vamos a desarrollar acciones similares muy fuertes, como las que desarrollamos en la lucha contra el tabaquismo”, añadió.

Un proyecto presentado por el gobierno del saliente José Mujica para introducir una fuerte reglamentación sobre la comercialización ede bebidas alcohólicas, que incluía aumentar los impuestos a las mismas, quedó por el camino en el parlamento.

Vázquez, médico oncólogo de profesión, fue el impulsor durante su gobierno de las duras medidas antitabaco en el país, que comenzaron en 2006 cuando Uruguay se convirtió en el primer país de América Latina en prohibir fumar en espacios públicos cerrados.

En leyes sucesivas, el gobierno obligó a incluir en las cajillas de cigarrillos grandes advertencias sanitarias, eliminó la posibilidad de vender variedades con rótulos como “light” o “mild”, incrementó fuertemente los impuestos a estos productos y prohibió la publicidad de cigarrillos y hasta su exhibición.

Esta política enfrentó al país con la tabacalera Philip Morris International (PMI), que presentó en 2010 una demanda contra Uruguay afirmando que algunas de las disposiciones de la ley uruguaya violan parte del Tratado Bilateral de Inversión entre Uruguay y Suiza, país donde la multinacional tiene su sede.

La causa uruguaya es respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ONG internacionales, que consideran el caso como emblemático en la lucha mundial contra el consumo de tabaco.

En su discurso de 36 minutos en el que abordó numerosos temas, desde la educación y la salud hasta la economía o la llegada de refugiados, Vázquez no mencionó la implementación de la ley que reguló el mercado de la marihuana, impulsada por su antecesor Mujica y aprobada en diciembre de 2013.

Además de mencionar la profundización de los programas de prevención del consumo de drogas, el mandatario indicó que “se continuará con la lucha frontal al narcotráfico”.

La ley legalizó el autocultivo, los clubes de cannabis y la venta al público de la droga en farmacias, todo previo registro y bajo control estatal. 

Pero la venta de la sustancia en farmacias aún no ha sido implementada y el propio Vázquez ha indicado que ve el plan con desconfianza.

En octubre pasado había dicho al semanario Búsqueda que “va a haber una evaluación estricta y muy de cerca sobre el impacto que tenga en la sociedad esta ley”.

Síguenos por @800noticias